Un agente de la policía municipal de San Juan denunció las pésimas condiciones en las que se encuentran las patrullas en las que les toca atender las querellas.