Un policía de Arizona evitó que un joven de 26 años saltara de un puente al ofrecerle un abrazo.