El propio Julián Gil expresó que se fue de México por presuntamente estar amenazado de muerte, según consta en una grabación que dice tener en su poder.