Zoe Laboy - Foto via Senado - julio 11 2019

La senadora del Partido Nuevo Progresista (PNP), Zoé Laboy, expresó en la mañana de hoy que el gobernador Ricardo Rosselló no cuenta con su apoyo tras darse a conocer el contenido del chat de Telegrama en su totalidad. 

Fue ayer que a su salida de la reunión de legisladores en Fortaleza la funcionario detalló visiblemente incómoda que no estaba en la posición de hacer expresiones hasta que no se diera a conocer todo el contenido de las conversaciones entre Rosselló,  funcionarios y asesores que participaban de el chat.

"Ayer expresé que mi apoyo al Gobernador de Puerto Rico estaba, en parte, sujeto al contenido de los mensajes restantes del chat de Fortaleza. Hoy sale a la luz pública el contenido total e incluye mensajes con comentarios insultantes, sexistas y homofóbicos. Poniendo la acción donde pongo la palabra y poniendo a PR ante todo, determino y notifico que el Gobernador de Puerto Rico NO cuenta con el apoyo de esta servidora", sentenció. 

Esta aprovechó e hizo un llamado "a tod@s l@s servidor@s públic@s, oficiales elect@s y al pueblo en general a que hagamos una introspección y evaluemos nuestro lenguaje y comportamiento. Debemos trabajar día a día para erradicar el discrimen y la violencia de nuestro comportamiento y lenguaje". 

Por su parte, la representante María Milagros Charbonier, sostuvo que “señores participantes del chat, lo que leo en este documento circulado, de ser veraz, es detestable e insostenible. Recibo sus disculpas públicas, pero amigos, ustedes mismos, de manera desprendida, hagan lo correcto por Puerto Rico, y evítenle a este Pueblo y al este Partido tanta vergüenza”.

Mientras tanto, el alcalde de Bayamón, Ramon Luis Rivera, sentenció que “hay errores subsanables y otros de los cuales uno no puede escapar. Lo revelado en las últimas horas es insostenible e inaceptable”.

La filtración de páginas del chat comenzó justo esta semana que las autoridades federales arrestaron a la exsecretaria del Departamento de Educación, Julia Keleher; la exdirectora de la Administración de Seguros de Salud, Ángela Ávila; el subcontratista del Gobierno y de la empresa de contabilidad BDO Puerto Rico, Alberto Velázquez Piñol, entre otros. A estos se les acusa de conspirar para cometer fraude, robo y lavado de dinero, algo de lo que la Rosselló se distanció y hasta rechazó que Velázquez Piñol actuara en nombre de La Fortaleza.

Del chat se desprende no solo la manera cuestionable en que Rosselló y sus allegados se referían hacia ciertas personas sino que constatan como el Primer Mandatario orquestaba acciones contra opositores, y la divulgación de información sensitiva hacia terceros como el exsecretario de Asuntos Públicos, Ramón Rosario y el exrepresentante del Gobierno ante la Junta, Elías Sánchez Sifonte.

En el chat también estaban integrantes el exprincipal oficial financiero (CFO) y exsecretario de Hacienda, Raúl Maldonado; el exasesor legal del gobernador, Alfonso Orona; los relacionistas Carlos Bermúdez y Rafael Cerame; y el publicista Edwin Miranda.