Vigilancia de inundaciones repentinas para todo Puerto Rico

El Servicio Nacional de Meteorología (SNM) pronosticó que líneas de aguaceros y tronadas asociadas con los remanentes de Beryl comenzaron a moverse a través de Puerto Rico temprano en la noche y continuaron hasta temprano en la mañana. Acumulaciones de lluvia de hasta una pulgada se observaron a través de porciones del este y norte […]

El Servicio Nacional de Meteorología (SNM) pronosticó que líneas de aguaceros y tronadas asociadas con los remanentes de Beryl comenzaron a moverse a través de Puerto Rico temprano en la noche y continuaron hasta temprano en la mañana.

Acumulaciones de lluvia de hasta una pulgada se observaron a través de porciones del este y norte de Puerto Rico, pero advertencias de inundaciones no se han requerido hasta el momento. Sin embargo, una vigilancia de inundaciones repentinas está vigente hasta esta noche.

Se espera que la cobertura e intensidad de los aguaceros y tronadas, al igual que los vientos aumenten a medida que el grueso de este sistema continúe moviéndose a través del área local el lunes.

Se anticipan acumulaciones de lluvia de dos a cuatro pulgadas con acumulaciones más altas localmente y vientos de hasta 30 millas por hora con ráfagas de hasta 50 millas por hora como parte de esta actividad a través de las islas.

Como resultado, se esperan inundaciones urbanas y de riachuelos, inundaciones de algunos ríos principales y deslizamientos en áreas de terreno empinado. Las temperaturas altas durante el día fluctuarán entre los bajos a medios 80 grados en áreas bajas y en los bajos a altos 70 grados en áreas más altas bajo cielo nublado.

El viento estuvo del este a este noreste entre 15 y 25 millas por hora con ráfagas de viento fuertes de hasta 30 millas por hora, especialmente en la vecindad de los aguaceros más fuertes. Las temperaturas durante la noche fluctuaron entre los medios a altos 70 grados en áreas bajas y en los medios 60 a bajos 70 grados en áreas más altas bajo cielo variablemente a mayormente nublado.

A través de las aguas locales, se esperan condiciones marítimas peligrosas con oleaje de hasta 10 pies y oleaje ocasional de hasta 13 pies, excepto por aguas costeras del oeste y norte de Puerto Rico con oleaje de hasta siete pies.

El viento estará del este y fluctuará entre 15 y 30 nudos con vientos en ráfaga con fuerza galerna de hasta 45 nudos. Como resultado, advertencias para los operadores de embarcaciones pequeñas están en efecto para gran parte de las aguas locales. Un aviso de galerna está en efecto para las aguas del Caribe y el Pasaje de Anegada, que se extiende a la mayoría de las aguas locales en la tarde.

Existe un riesgo alto de corrientes marinas para la mayoría de las playas locales, excepto por playas a lo largo de la costa oeste de Puerto Rico con un riesgo moderado. Una advertencia de resacas fuertes entrará en efecto para el sureste de Puerto Rico a las 6:00 de la mañana.