Crucero - barco - marzo 6 2019

Una ráfaga de viento de aproximadamente 115 millas por hora, una ráfaga similar a las provocadas por los vientos de un huracán de categoría 3, sembró el domingo en la noche el pánico entre miles de pasajeros del crucero Escape, de Norwegian Cruise Lines, el cual fue inclinado hacia un lado por casi 30 segundos.

Según informes dados a conocer por CNN en español, varios pasajeros y miembros de la tripulación resultaron heridos.

Mientras, la compañía dijo ayer- sin dar cifras específicas ni detallar la naturaleza de las lesiones- que los equipos médicos a bordo atendieron a los heridos.

Alrededor de una docena de ambulancias esperaban en la orilla cuando el barco llegó a Puerto Cañaveral, Florida, el martes por la mañana.

Se citó que el Escape es un barco de pasajeros capaz de navegar con 6.000 personas.

La planta televisora estadounidense dio a conocer versiones de los pasajeros tras el accidente en alta mar, y uno de ellos, el señor Aaron Black narró que estaba en el piano bar de la nave justo antes de la medianoche del domingo cuando la nave comenzó a inclinarse.

Explicó que mesas, sillas y pasajeros se deslizaran por la habitación, mientras otros pasajeros observaban. Gritos, vidrios rotos y muebles deslizándose se pueden escuchar en la grabación hecha por Black y que dio a conocer CNN.

Expresó que“recuerdo que pensaba en lo tranquilo que era salir a navegar en Nueva York en marzo y de repente nos alcanzó una gran ráfaga de viento y todo el barco se inclinó hacia un lado durante unos 30 segundos”, dijo en un video que grabó a bordo del barco el martes por la tarde. “De repente, todo a mi alrededor comenzó a moverse”.

Se citó que en un momento del video, se observa ados personas batallando mientras intentan cruzar el piso.

Black dijo que ha estado en muchos cruceros, expresando en el vídeo “así que estaba acostumbrado a algún movimiento, pero fue un muy surrealista paso de ‘Oh, esto es normal’ a ‘Esto es muy inusual y probablemente no debería estar ocurriendo''.

Resaltó que la tripulación del barco fue increíble y que pusieron las cosas en su lugar cuando el barco se dirigió al puerto, por lo que parecía que no había pasado nada.