Carmen Yulin - enero 29 2019

“¡Aquí estoy!... para construir un San Juan para todos, un San Juan de oportunidades. Un San Juan donde no esté ausente tu alcaldesa en las luchas que quieres que demos. No te debe importar que él no esté aquí porque no ha estado aquí en estos últimos dos años. En la lucha contra el crimen, ausente, en la lucha para mejores servicios de salud, ausente. Santini totalmente ausente”, fueron las expresiones de la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz en un debate de cara a la contienda electoral para la capital en el 2012. ¡Deja vú! 

La ciudad capit… digo, patria, ha sufrido en los pasados dos años exactamente lo mismo que señalaba la alcaldesa Cruz de Santini, la ausencia de su alcalde. ¿Que los viajes de la alcaldesa son necesarios para mejorar la calidad de vida de los sanjuaneros? Bien, la pregunta es ¿ha mejorado esa calidad de vida por los viajes? Es más, quite la palabra “viajes”. ¿Ha mejorado la calidad de vida de los sanjuaneros, no en los pasados dos años, digamos en los pasados 7 años? Los que no viven en San Juan desconocen, pero para los que vivimos y/o trabajamos en la capital el deterioro es palpable, en especial la situación de las carreteras municipales, los edificios abandonados y la limpieza. Los boquetes en las calles están peor que nunca, la limpieza, la maleza en zonas rurales y/o urbanas tampoco es una buena carta de presentación para convencer de que tiene la capacidad de hacer un extraordinario trabajo en el resto del país.

“No es mi voz la que es importante, es la visión. La visión de detener las escuelas charters, la visión de poner una nueva brújula moral en el gobierno de Puerto Rico”, expresó en Jugando Pelota Dura (Univisión PR) hace unas semanas. Bueno, hablemos de moral. Mucho hemos estado hablando de cómo dependencias del gobierno central duplican funciones al contratar personas para servicios que ya se hacen o que pueden hacer empleados públicos, algo que levanta cuestionamientos morales, y con razón, cuando hay otras prioridades o necesidades del pueblo. La semana pasada denunció el sindicato municipal, el mismo que levantó donativos políticos para la campaña de Cruz a la alcaldía, que no les han honrado lo que se les debe a unos empleados: un bono de navidad de $200.00, así como el pago de un aumento salarial y de días por enfermedad que no fueron agotados. No es la primera vez que la alcaldesa le falla a los que le recogieron dinero para la campaña.

Sin embargo, dice la unión que el municipio gasta $330,000.00 en la contratación por servicios profesionales de fotógrafos, camarógrafos, relacionistas públicos y una persona para redactar comunicados, entre otras cosas, al mismo tiempo que el ayuntamiento tiene una oficina de Prensa, Comunicaciones y Protocolo que puede hacerlo. Según la información publicada, los salarios más altos de esas contrataciones fluctúan entre los $48,000.00 y $54,000.00 anuales.

Cerca del 2010 la entonces representante “popular” expresó que los populares que creyeran en la unión permanente con los Estados Unidos, podían irse o afiliarse al Partido Nuevo Progresista ya que es lo único que representa dicha relación es la estadidad. Con eso le mata al Partido Popular la versión de que el Estado Libre Asociado representa la unión permanente. Lo que no es una unión permanente es una independencia, ya sea con todos los powers o una light con la libre asociación. Las cosas hay que llamarlas por su nombre y la alcaldesa es, y sabe que es, independentista, lo que no es un pecado. Sí, muestra falta de valentía para aceptarlo, pero en el fondo de su corazón sabe que lo es, como todos los demás que dicen creer en la libre asociación pero que no son independentistas. Es un asunto de falta de valor para aceptar lo que se es.

El 9 de diciembre la alcaldesa dijo públicamente que no aspiraría a la gobernación. En octubre de 2017 reiteró que no lo haría, pero el 19 de marzo de 2018 cambió de postura y aseguró que no descartaba buscar ser gobernadora. Luego, en enero del 2018 juró, también en Jugando Pelota Dura: “Yo no voy a aspirar a la gobernación por el Partido Popular en el 2020… Yo ya sé para donde no voy. Yo no voy a correr por el Partido Popular para la gobernación en el 2020. Cuando yo digo que no voy a correr por el Partido Popular en el 2020, no es no y punto”. Si se fija, Carmen Yulín Cruz negó más de tres veces que buscaría la gobernación por el PPD, superando al personaje bíblico en cantidad de negaciones. Finalmente, el 22 de marzo pasado anunció que buscaría la gobernación para el 2020, lo que tanto negó.

El carácter de su palabra es uno débil y ese “cambia cambia” de posición sobre a qué puesto aspiraría, en parte lo demuestra. El que no puede mantener sus posturas en “la fácil” imagine usted en una situación más complicada.

Criticaba a Santini por los viajes y ella lo ha superado viajando, atacaba el deterioro de San Juan bajo el exalcalde y hoy la capital está peor, criticaba la contrataciones de servicios profesionales que duplicaban las labores y termina haciendo lo mismo, proyecta ser independentista, pero no tiene el valor de admitirlo al pueblo, dice un día que no va a aspirar a la gobernación, luego que no lo descarta, después que “no es no” y finalmente termina  aspirando a lo que tanto negó.

Cuando vemos estas situaciones, concluímos que, como política, la alcaldesa Carmen Yulín Cruz, es otra más del montón, o sea, que en su ejecución hace lo mismo que critica a otros. Sufre la misma inestabilidad que los políticos tradicionales que un día dicen una cosa y al otro día dicen otra. Es igual, está cortada con la misma tijera. 

Culmino el escrito anticipando un posible ataque de que lo que expreso lo hago porque es mujer. Es la nueva modalidad para defenderse, pero ese papel de “víctima”, por lo menos conmigo no funciona, porque igual escribo sobre lo que pienso de candidatos varones y los escritos están ahí para el record. Desconozco si esa estrategia de intimidación ha surtido efecto en otros medios o periodistas, pero al menos conmigo y con NotiUno 630, Cruz tendrá exactamente la misma fiscalización que todos los demás.