mph

Las uñas y las yemas de los dedos pueden ser una nueva vía de contagio del virus de papiloma humano (VPH). Así lo detalló la especialista en Ginecología y Obstetricia del complejo hospitalario Ruber Juan Bravo de Madrid, Natalia Gennaro Della Rossa.

“Otra vía descubierta recientemente de transmisión del VPH sería la genodigital, de forma que las uñas y las yemas de los dedos de la mano constituyen un reservorio del virus que provocaría contagio por esta vía”, apuntó la experta.

El  VPH se ha convertido en una de las infecciones más temidas pues es la principal causa de aparición del cáncer de cuello de útero, el segundo tumor más frecuente en mujeres de todo el mundo y cuyo diagnóstico se suele producir, en la mayoría de las ocasiones, entre los entre los 30 y 50 años.

La mayoría de infecciones por VPH pueden desaparecer sin necesidad de realizar tratamiento. En algunos casos se llevan a cabo distintos tratamientos farmacológicos, que en caso de no funcionar, darían paso a otras técnicas como la eliminación de verrugas mediante crioterapia, ácido tricloracético o, en última instancia, la cirugía.

Para la prevención de las infecciones por VPH, los especialistas recomiendan hacerse revisiones médicas periódicas (sobre todo en mujeres), practicar sexo seguro utilizando preservativos o suministrando vacunas desde el comienzo de la adolescencia (la vacunación es posible más allá de los 14 años, y recomendable hasta los 55), el que quizá ahora es el método de prevención, que aunque no evita la infección, sí es la manera mas eficaz de disminuir la posibilidad de desarrollar alguno de los tipos de cáncer que produce este virus.