Madison Anderson Berrios - Miss Toa Baja - Foto via Twitter - junio 17 2019

Foto vía: @tweetmyqueens

El pasado jueves fueron muchos los que volvieron a caer en la peleíta monga e infantil de quién tiene que representarnos en eventos internacionales, demostrando solamente una patriótica hipocresía.

La selección de Madison Anderson Berríos en Miss Universe Puerto Rico estuvo matizada con muestras de xenofobia y racismo por parte de muchos en las redes sociales, irónicamente personas que se quejan o critican la xenofobia y racismo de un sector en los Estados Unidos.

Si la joven Anderson contestó apropiadamente una pregunta o no, fue para algunos la razón por la que no debió ser seleccionada, pero para otros la justificación perfecta para tratar de ocultar o disimular sus rasgos xenófobos.

No es la primera vez que muchos de los que son borincanos aunque nacieran en la luna muestran lo peor de sí: rechazar a una persona por donde nació, por su acento al hablar. Julia Keleher fue víctima de la misma xenofobia porque se suponía no podía administrar una agencia ya que no nació en la isla y su español era con acento inglés. Ni digamos la que existe contra los dominicanos. El que critica o burla la selección de Anderson por su español masticado con acento inglés y por el lugar donde nació es tan racista como el que discrimina y se burla de otro ser humano por ser negro, pobre, u  homosexual. Son y valen lo mismo.

No es la primera vez que esta joven, nacida en Orlando, Florida, de padre estadounidense y madre puertorriqueña representa a la isla. Ya lo había hecho anteriormente logrando una tercera posición.

Ahora bien, muchos de los que aseguran Anderson no debe representarnos porque “no es puertorriqueña” son los mismos que escuchan a Marc Anthony (nombre en ingles, aunque el verdadero es en español: Marco Antonio Muñiz), cantar “Preciosa” y discuten con el que sea que le reste a su puertorriqueñidad. No lo cuestionan porque no quiso mantener su hispanidad en su nombre… ahí no. De hecho, sería otra niñería hacerlo hacerlo.  ¿Qué me dicen de Lin Manuel Miranda? ¿Alguien cuestiona su puertorriqueñidad? John Ruíz, el primer boxeador latino en ganar un título de pesos pesados a nivel mundial nació en Massachussets, se crió en Estados Unidos y hablaba menos español que Madison Anderson. ¡Ohhh!, pero ese sí nos representaba, ese sí era boricua porque su mamá nació en la isla. 

Señores, el caso de Ruíz es igual al de Anderson y a ella se le quiere negar su puertorriqueñidad. Así de hipócritas son los que critican su selección por no haber nacido aquí y/o por su acento. Lo que le aplican a ella no se lo aplican a Lin Manuel, Marc Anthony y otros. Puedo hacer un listado, pero con esas referencias es más que suficiente. Queda demostrada la hipocresía patriotera.

Finalmente, en estas competencias se busca ganar. ¿Ha criticado usted que nuestra selección de baloncesto enviara a Renaldo Balkman a representarnos en competencias internacionales? Él no nació en Puerto Rico y no habla español, pero es de ascendencia boricua. Si para usted se debe buscar tener posibilidades de ganar, y si para unas cosas aplican que solo baste la ascendencia puertorriqueña, pues en este igual.

Las organizaciones buscan, mediante los procedimientos que establezcan, enviar representantes que tengan las mejores cualidades para ganar, para que el nombre de Puerto Rico pueda sonar y que no se trate de solo pasear una cinta con el nombre de “Puerto Rico” por Korea del Sur. El pasado año se envió a la que menos experiencia tenía, Kiara Liz Ortega, pero la prepararon y nos representó de manera ejemplar y digna.

Concluyo afirmando que si Marc Anthony, Lin Manuel Miranda y John Ruíz son boricuas, Madison Anderson también.  

Director de NotiUno 630. Delgado, quien es egresado de la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras, cuenta con 20 años de experiencia en los medios de comunicación, incluyendo radio, TV y prensa escrita.