En lo que marcó un acontecimiento sin precedentes en la historia de Puerto Rico, cientos de miles de manifestantes marcharon ayer a través del expreso PR-18, conocido como el expreso Las Américas, para insistir en el reclamo de que el gobernador, Ricardo Rosselló renuncie a su cargo.

Cerca de la media noche las manifestaciones no daban signos de amainar en San Juan donde se movilizaban motociclistas al mando del conocido Rey Charlie. La música tampoco paraba en el lugar donde la multitud fue avivada por fuegos artificiales.

Más temprano, protestantes de diversos sectores de la sociedad, a reunir desde horas de la madrugada en el área del estadio Hiram Bithorn y luego ocuparon la mencionada vía, que fue cerrada y atendida por las autoridades para garantizar la seguridad.

Pasadas las 10:00 de la mañana, éstos se movilizaron en dirección a Caguas hasta la Avenida Piñero, donde retomaron el expreso y regresaron hasta la Avenida Roosevelt, donde se colocó una tarima. Durante la jornada, los ciudadanos mostraron banderas de Puerto Rico, así como pancartas con diversos mensajes y corearon versos alusivos al pedido de dimisión del mandatario.

Según se informó, cerca de las 10:30 de la mañana los manifestantes coparon todos los carriles de la vía en ambas direcciones.

Como consecuencia de la convocatoria a esta movilización, varias empresas privadas anunciaron el cierre de sus operaciones. A la convocatoria se unieron personalidades puertorriqueñas como Ricky Martin, Bad Bunny, Olga Tañón, Ednita Nazario, Dayanara Torres, Benicio del Toro Y Kany García, entre otros.

El estacionamiento del centro comercial Plaza Las Américas, está cerrado, al igual que dicho centro comercial. El estacionamiento del estadio y el del Coliseo Roberto Clemente están disponible.

El domingo Rosselló Nevares anunció que no aspirará a la reelección para las elecciones de 2020, presentó su renuncia a la presidencia de la mencionada colectividad y dio la bienvenida al proceso de residenciamiento en la Asamblea Legislativa. Sin embargo, el mandatario decidió no renunciar a la gobernación, a pesar del pedido generalizado luego que se divulgara el contenido de una conversación en la aplicación Telegram en la que participaban varios funcionarios y asesores de su administración.