Carmen Yulin Cruz camiseta negra

“Las noticias cambian” es una expresión de NotiUno 630 que tiene más de 15 años. Como las noticias, la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, cambió. Ahora, ese cambio de la alcaldesa se dá ¿oportunamente? A 7 semanas de la primaria que tiene con el senador Eduardo Bhatia y el alcalde de Isabela, Charlie Delgado Altieri. Veamos algunos datos:

22 de mayo de 2019: “San Juan demanda a la Junta para sacar a municipios de PROMESA”

11 de junio de 2019: “Yulín no asistirá a reunión convocada por la Junta (de Supervisión Fiscal)”

15 de junio de 2019: “Carmen Yulín acusa a Natalie Jaresko de clavar al pueblo de Puerto Rico”

Un año más tarde, a 7 semanas de la primaria del PPD.

18 de junio 2020: “Carmen Yulín Cruz se reune con la Junta de Supervisión Fiscal”

Ciertamente hay que tomar en consideración los contextos en que se dan las cosas. La Junta solicitó la reunión y la alcaldesa asitió. Sin embargo, según se toma eso en consideración, también hay que tomar otras circunstancias para el análisis.

Carmen Yulín Cruz no solo asistió a la reunión con Natalie Jaresko. Salió de la misma diciendo estar en posición de trabajar de la mano con la Junta de Supervisión Fiscal “por el bien de Puerto Rico”. En términos de proyección, es una Carmen Yulín muy distinta a la de hace un año. En aquel entonces se proyectaba como la que sería el dolor de cabeza de la Junta. Hoy es la que trabajaría de la mano con el ente federal.

De otra parte, dijo la alcaldesa la semana pasada que el poyecto “The School of San Juan” fue, y cito, “una gran obra de Jorge Santini”. What? ¿La boquita de comer de Carmen Yulín Cruz pronunció “una gran obra de Jorge Santini? Vivimos tiempos apocalíip… digo, electorales.

Finalmente, reconoció que no atendió apropiadamanete la limpieza de la ciudad capital después del impacto del huracán María. “Sí, me tarde en recoger los escombros en Irma y María, eso está estipulado… En ese momento yo tenía que tomar una decisión: abrir caminos y salvar vidas…utilizar los camiones que tenía, o para recoger escombros o para llevar comida y yo tomé esa decisión”. Utilizando los mismos términos de la alcaldesa, también podemos estipular que en aquel momento el recogido de escombros y el abandono de San Juan era discusión pública y ella tenía conocimiento. ¿La escuchó en aquel entonces realizar esa explicación? Por lo meno yo no, si lo hizo. ¿Qué le impedía dar esa explicación? En el mes de octubre pasado, el moderador, Ferdinand Pérez le trajo la queja de los sanjuaneros en esa misma dirección, sobre las condiciones de la capital en los últimos años, incluyendo las carreteras, la basura y escombros por muchas áreas. “¡Diablo Ferdinand!”, es lo que todos recuerdan de su respuesta. Pregunto nuevamente: en esa otra oportunidad, ¿Por qué no dijo que tenía que escoger entre recoger escombros o repartir comida, teniendo la oportunidad explicar? ¿Porqué viene ahora con ese cuento?

Luego de ella estipular que no recogió los escombros a tiempo, le pregunté “¿Entonces Ferdinand tenía razón?”, a lo que ella respondió: “No, no tenía razón y te voy a explicar porqué. Esta primaria se trata de qué Partido Popular le vamos a presentar al pueblo de Puerto Rico…” y por ahí siguió hablando del proceso electoral. ¿Qué tiene que ver si Ferdinand tenía o no razón sobre el recogido de basura con el futuro del Partido Popular?. Evidentemente en ese momento, se quedó sin respuesta y se fue por donde nadie le había preguntado.

¿Por qué la alcaldesa cambia de posturas? “Ella está en lo que se llama un reposicionamiento. Algo ella ha detectado en la campaña que no le favorece y está buscando reposicionarse”, dijo el analista Carlos Dalmau. Coincido con él.

En política nada está escrito y hasta que no se cuente el último voto, nadie puede darse por ganador o derrotado. No obstante, los políticos hacen ajustes, cambian de posiciones dependiendo las mediciones, la temperatura que tomen del electorado con intención de ir a las urnas. Les aseguro que si Carmen Yulín Cruz dependiera de los radicales de izquierda para la primaria, se mantendría en sus posiciones de hace un año. Pero parece que dentro del Partido Popular no es así y las posturas “come fuego”, cuya finalidad es la independencia o alejarse lo más que se pueda de Estados Unidos , lo que hacen es reducir sus posibilidades de triunfo.

La alcaldesa, quien recibió como héroe a Oscar López, convicto por cospirar para asesinar a norteamericanos, ha buscado proyectar una imagen de ultra izquierda, creyente de políticas dictatoriales como las de los Castro en Cuba, Chávez y Maduro en Venezuela, y hay quien dice es “una versión Wish del Che Guevara”. Esas posturas, para correr por San Juan, quizás no afecta mucho porque en términos ideológicos los sanjuaneros están concientes que es muy poco lo que puede hacer un alcalde, más allá de pataletear por soberanía o estadidad. Los ciudadanos capitalinos votan por un administrador de los fondos y las propiedades del municipio, nada más. Sin embargo, pasando el peaje de Buchannan y el de Caguas Norte, saliendo de la capital, para gobernar es distinto, y el poder para intentar delinear el rumbo del estatus o para mantener una buena o mala relación con Washington es distinto. Creo el pueblo temería de un gobernador beligerante, que embarre la conexión con Estados Unidos.

Nuevamente, mi impresión es que, de cara a la primaria, la alcaldesa está atrás hoy. ¿Resultará su estrategia de intentar proyectarse ahora como un poco de centro y la más cool con Natalie Jaresko? Lo sabremos el 9 de agosto, aunque eso no es lo único. También habrá que ver, cuántos populares salen a votar ese día. Hay quién entiende que, mientras menos acudan a las urnas en la primaria, mayor probabilidad tiene la alcaldesa de salir como candidata a la gobernación. Ya veremos.