Se busca la igualdad de asignación de fondos con estados con la misma cantidad de población que cualifica.

El Senado de Puerto Rico se unió hoy al reclamo de la comisionada residente, Jenniffer González Colón, quien radicó en el Congreso el proyecto H.R. 6809, conocido como el Puerto Rico Integrity in Medicare Advantage Act (PRIMA Act), que busca fortalecer el sistema de salud de Puerto Rico eliminando parte de la disparidad en la asignación de fondos existentes en el programa Medicare Advantage en Puerto Rico.

Y además, para solicitarle al Congreso de los Estados Unidos que apruebe dicha legislación lo antes posible.

La Resolución Concurrente del Senado 64, aprobada por el Alto Cuerpo y de la autoría del senador Ángel 'Chayanne' Martínez, afirma en su Exposición de Motivos, que el problema de financiamiento en el sistema de salud no se ha resuelto y que la crisis en dicho sistema y el éxodo de los profesionales de salud continúan siendo una realidad constante porque continúa existiendo un trato 'injusto e inequitativo' para los ciudadanos americanos de Puerto Rico que reciben sus servicios de salud a través de programas federales de salud, como lo es el programa de Medicare Advantage.
 
“Por lo tanto, hay que continuar buscando soluciones adicionales a las situaciones que impactan nuestro sistema de salud”, reza la medida.
 
El programa Federal de Medicare Advantage en Puerto Rico es la plataforma que financia aproximadamente el 50% del total de los servicios de salud que se reciben en la Isla. En Puerto Rico, el 75% de los beneficiarios de Medicare eligen sus beneficios a través de Medicare Advantage.
 
"En otras palabras, sobre 580 mil envejecientes son beneficiarios del programa Medicare Advantage, incluyendo los 280 mil beneficiarios del programa Medicare Platino, que son parte del Plan de Salud del Gobierno de Puerto Rico, al tener elegibilidad dual en Medicare y Medicaid”, se indica en la Exposición de Motivos de la pieza legislativa.