Amy Coney Barrett - suministrada - confirmada por el Senado federal

La nominada del presidente Donald J. Trump, Amy Coney Barrett, fue confirmada como jueza de la Corte Suprema por el Senado de Estados Unidos, cuando los republicanos superaron a los demócratas para que esta fuese instalada.

Con la confirmación, aseguran una mayoría conservadora en el máximo foro durante los próximos años.

La jueza nominada por Trump para llenar la vacante del fallecido icono liberal Ruth Bader Ginsburg potencialmente da pie a una nueva era de fallos sobre el aborto, la Ley de Cuidado de Salud Asequible e incluso su propia elección.

Los demócratas no pudieron detener el proceso, que lleva al tercer juez nominado por Trump a la Corte Suprema.

Barrett tiene 48 años, y su nombramiento vitalicio como la 115ª jueza solidificará la inclinación del tribunal hacia la derecha.

La votación concluyó 52 a favor y 48 en contra. Ha sido la confirmación más cercana a una elección presidencial en la, y la primera que carece de apoyo de la minoría.

La ceremonia de juramentación se llevó a cabo en la Casa Blanca.