Carcel celda

Antonio Ramos Cruz y Juan Carlos Meléndez, quienes se encuentran en un proceso de apelación en el caso que los condenó por el asesinato de una madre y sus hijos, conocido como la masacre de Trujillo Alto, ocurrida en el 1992, tendrán que reingresar a prisión, determinó el Tribunal de Apelaciones. 

Los hombres estuvieron más de 20 años confinados hasta que el Tribunal de Primera Instancia de Carolina accedió a la solicitud para la celebración de un nuevo juicio, a raíz de la nueva Ley de Análisis de ADN Post Sentencia, que provee para que personas convictas puedan apelar los fallos en su contra con evidencia basada en ADN.

Ramos Cruz y Meléndez fueron hallados culpables y sentenciados por el asesinato de Haydée Maymí y sus dos hijos menores de edad.

El veredicto de culpabilidad fue unánime y ambos fueron sentenciados a una pena de 102 años.

 

Locations