Policia - agentes - febrero 14 2019

El sargento Kelvin Meléndez Rodríguez, quien fue acusado a finales de agosto de una presunta amenaza contra una cantinera, fue suspendido de empleo, pero no de sueldo, y tiene 10 días para pedir una vista administrativa como parte del proceso para enfrentar la expulsión propuesta por la agencia. Meléndez seguía trabajando desarmado en el polígono de tiro de la Policía en Guayama, al momento que fue suspendido.

Personal de la Comandancia denunció el pasado martes al rotativo El Vocero que no encuentran una explicación para que Meléndez Rodríguez continuara en el polígono como si nada hubiera ocurrido, teniendo acceso a las armas.

Además levantan dudas de la investigación del Negociado de Investigaciones Especiales que opera bajo el Departamento de Seguridad Pública por no haberse radicado cargos graves por violaciones a la Ley de Armas.