CDT - camilla - marzo 8 2019

El procurador del Veterano, Agustín Montañez Allman, demandó el miércoles mayor sensibilidad de la administración del Hospital de Veteranos en atender los reclamos de sus pacientes.

“Yo no le pongo condiciones al Hospital de cómo maneja la institución. Mi enérgico reclamo siempre será para proteger la dignidad del veterano y que el servicio sea personalizado, sensible y de excelencia. El veterano no va a rogar por ningún servicio, la nación tiene una deuda con ellos y el hospital es responsable de cumplir”, puntualizó en una comunicación escrita.

Montañez Allman reaccionó sumamente preocupado ante informes de prensa de que la persona que se suicidó el martes en una rampa aledaña al referido hospital, pudo haber sido un veterano a quien se le canceló su cita de servicio.

El procurador reconoció que los protocolos hospitalarios están para facilitar sistemas de administración que permitan brindar un servicio óptimo a todos los pacientes. En ese sentido, dijo que puede ser rutinario que una cita sobre algún servicio tenga que ser pospuesta.

No obstante, reclamó que cada caso amerita visualizar consideraciones especiales de tratamiento y el apoyo necesario que requiera la condición o la salud y el bienestar del veterano.

Además, dijo que todos los veteranos que acuden a sus citas en el hospital requieren algún tipo de tratamiento médico por el que han pagado previamente un alto precio en defensa de las libertades de la nación, por lo que no retribuirles con la misma presteza y honorabilidad es una falta impermisible.