Carcel - celda - febrero 13 2019

La puesta en libertad en los proximos meses de unos 50 convictos federales, algunos de ellos vecinos del residencial Ramos Antonini, en Rio Piedras, podría desatar una mayor violencia en distintos sectores de San Juan.

La Policía estatal y la municipal mantienen una estrecha vigilancia en residenciales públicos como Ramos Antonini y Jardines de Sellés, ambos en Río Piedras, que se encuentran en guerra desde mayo, situacion que provocó la noche del lunes una intensa balacera en Ramos Antonini que costó la vida a seis personas, entre ellas una mujer.

SONDEO: ¿Debe el gobierno descriminalizar todas las drogas para combatir narcotráfico en Puerto Rico?

You voted:

Las autoridades temen que la salida de la cárcel de los convictos podría incrementar la guerra entre distintos bandos de narcotraficantes, ya que son residentes del área metropolitana, muchos de ellos con domicilio en los residenciales públicos, según publicó el periódico El Vocero.

Se citó que de los 484 asesinatos registrados hasta la fecha en la Isla, 49 (10%) se han escenificado en residenciales públicos y un número no especificado, pero mayor, en las inmediaciones.

Y se resaltó que el sistema de detección de disparos “shotspotter” instalado en los residenciales fue desmantelado y hace más de un año una veintena de patrullas adquiridas por el Departamento de la Vivienda se encuentra en un estacionamiento en Hato Rey.