El doble asesinato registrado el pasado lunes en un club nocturno de la calle Loíza le sirvió de pie forzao' al gobernador Ricardo Rosselló para proponer que los comercios tengan la obligación de establecer un sistema de cámaras de seguridad en sus instalaciones para facilitar el proceso de investigación en caso de un incidente criminal.

Sin embargo, de aprobarse la propuesta el impacto en el bolsillo de los pequeños comerciantes para cumplir con la orden representaría cientos de dólares para invertir en el sistema, según explicó el experto en tecnología, Obed Borrero.

Entretanto para el presidente de la Corporación Organizada de Policía y Seguridad, Carlos Morales, la propuesta debió haberse aprobado hace tiempo.

Carlos Tolentino tiene los detalles

Locations