Osvaldo Antonmatei y Juan Luis Cortés.

Quien en un momento fue ‘una persona de interés’ para las autoridades, tras la desaparición de la actriz de teatro Valerie Ann Almodóvar Ojeda, el farmacéutico ponceño Osvaldo Antonmattei, descrito por amistades de la joven como posesivo y controlador, será uno de los testigos de cargo en el proceso contra el grafitero Juan Luis Cornier Torres.

Antonmattei fue mencionado como parte de la lista de testigos en la vista preliminar anunciada hoy, por el fiscal Ildefonso Torres, publicó Voces del Sur. 

Cornier Torres está imputado del asesinato de la también estudiante universitaria de 23 años.

El representante del Ministerio Público le informó del testimonio de Antonmattei a la jueza Zahira Torres Moró durante la vista de estado de los procedimientos celebrada en el Tribunal de Ponce.

La vista preliminar está pautada para los días 28 y 29 de enero.

Los coacusados Carlos Pacheco Santiago y Loreinne M. Bonet Torres, quienes habrían confesado a las autoridades que le ayudaron a Cornier Torres a depositar el cuerpo de la joven en un paraje de la carretera 518 en el barrio Garzas de Adjuntas, también serán presentados como testigos en el caso.

El fiscal anunció otros 23 testigos que ofrecerán declaraciones durante la vista preliminar.

Además, trascendió que los licenciados Juan De Jesús Vélez Rodríguez y José Víctor Figueroa Zayas llevarán la defensa legal de Cornier Torres, quien fue arrestado en diciembre, por cargos de violencia doméstica, en medio de la investigación por el asesinato de Almodóvar Ojeda.

Vélez Rodríguez trabajará el caso como abogado de oficio, lo que significa que el Tribunal le asignó el caso por el cual no cobrará. A la defensa del hombre de 35 años solicitó unirse el licenciado Figueroa Zayas, probono, lo que fue aceptado por la jueza.

Pese a la solicitud, los abogados no pudieron recibir copias de las declaraciones juradas de Antommattei y de los coacusados. Sí se les entregó la certificación de muerte, fotografías y la grabación de la vista de causa para arresto.

El fiscal Torres le entregó la orden de allanamiento a la casa de Cornier Torres. Allí se recopiló evidencia científica, además de ocupar la Nissan Pathfinder de la joven, la cual fue utilizada para deshacerse del cuerpo.

Aunque Cornier Torres se encontraba en la residencia ubicada en la barriada Baldorioty en Ponce cuando llegaron agentes de la Policía en la madrugada, éste salió con la excusa de buscar comida y nunca regresó.

Éste le había exigido a los agentes una orden de allanamiento para poder entrar incluso al patio, donde fue ocupada la guagua de Valerie Ann.

Locations