Jensen Medina - Jorge Gordon y abogados en vista preliminar - Foto captura de pantalla - septiembre 12 2019

Joseph García, quien fuera pareja de Arellys Mercado Ríos, narró en la Vista Preliminar contra el imputado de asesinarla, Jensen Medina Cardona, el incidente de la noche del 18 de agosto en Villa Marina en Fajardo.

“Yo lo que escucho es un ‘clac- clac’ y lo que veo luego es ‘pum’”, decía el testigo mientras gesticulaba con su mano derecha cerrada en forma de puño. García utilizó al fiscal Eduardo Beale para dramatizar el gesto que culminó con la muerte de Arellys. La mano derecha (en la cual el testigo vio el arma de fuego) estaba en el área del cuello de la mujer. García identificó en más de una ocasión a Medina Cardona.

“Eso yo lo vi en cámara lenta. Yo dije, esto no puede ser. Le vi la cara y le vi el roto al arma”, sostuvo en sala.

García narró que cuando se hizo el disparo, Arellys cayó al suelo boca arriba, con la espalda en el lado de cemento del muelle y los pies en el área de madera.

“Cuando está ocurriendo, lo primero que grito es ¡no, no no! Como si me hubiese matado a mí. Me tiré al piso del bote y seguía diciendo ¡no, no no! No puede ser. Cuando miro, él todavía está ahí como mirando con la pistola en la mano”, declaró.

Luego del incidente, la mujer que acompañaba a Medina Cardona salió corriendo y viró para llevarse al hombre que permanecía parado frente al cadáver.

A preguntas del fiscal Beale, García relató que ese día, Arellys, Luis y Joan habían planeado llegar en el bote de su propiedad al islote Icacos, para pasar la tarde en un catamarán con otras amistades. El catamarán se fue a eso de las tres de la tarde, pero se quedaron en Icacos compartiendo con otro grupo de “boteros” hasta las 5 de la tarde. Arellys, cuenta García, quería ver el atardecer. Es entonces que zarpan a Palominos, donde llegaron a eso de las 5:30 de la tarde. En el lugar había muchos botes y se quedaron en el lugar hasta las 9 de la noche.

A esa hora- y luego de recibir una llamada de su madre- García decide irse de Palominos rumbo a Villa Marina en Fajardo. En el proceso de anclar el bote en el muelle, Arellys encuentra un teléfono móvil.

García le dice a Arellys que le dé el teléfono y este lo guarda en la cabina del capitán.

Contó que mientras se encontraba en el proceso de limpiar el bote, y Arellys se encontraba en el área de las duchas, llegó un individuo “sin camisa y con una cadena heavy en pantalones cortos gritando”.

El sujeto- al cual identificó en sala como Medina Cardona- reclamaba el teléfono móvil a Joan, quien según el relato no sabía que García lo tenía. García se percata en la discusión que Medina Cardona buscaba el teléfono y se lo entregó.

Sin embargo- en su relato mencionó que la mujer que acompañaba a Medina Cardona hizo el comentario de que “viste, te lo querían robar, chorro de puercos”. Este comentario enfureció a Medina Cardona, según el testimonio vertido.

Medina Cardona continúa discutiendo con Joan y en ese momento Arellys llega y le exige al sujeto que se vaya.

“Él dice ustedes no me conocen a mí. Ella le dice a mí no me importa quien tu eres, ya tienes el teléfono, vete”, narró el testigo y a renglón seguido es que se escucha cuando se carga el arma de fuego y finalmente el disparo que le provocó la muerte.

García testificó que el 21 de agosto identificó por fotos a Medina Cardona (la persona número 6) cuando el agente Luis Alejandro Velázquez se lo mostró.  

La Vista Preliminar por asesinato y violaciones a la Ley de Armas continúa en la sala de la jueza María Rivera Corujo en Fajardo, luego del receso hasta la 1:30 de la tarde.