Salon de clases - pupitres - marzo 4 2019

La maestra de prescolar de la escuela Daniel Vélez Soto de Lares, Abigail Hernández alegó que fue agredida el pasado viernes por la directora del plantel, Ada Latorre.

La razón del supuesto incidente fue por un pedido de la maestra a la directora, por la cantidad de estudiantes de prescolar.

“Yo le pido a la directora que me dé la lista de estudiantes. Ella me dice que la secretaria Ivelisse Pérez tiene la lista. Le pedí la lista a la secretaria y me percato que tengo 14 estudiantes. Me acerco a la directora y le pido la hoja de promoción (brochure), porque yo quería tener 16 estudiantes, que es el tope en prescolar”, dijo la maestra.

Explicó que según la Carta Circular, el mínimo de estudiantes es 13 y el máximo 16.

“De camino a mi salón, me detengo a hablar con la maestra de Ciencias Gloria Ríos. Veo que viene hacia mí la directora y gritándome me dice que le diera el papel. Como yo necesitaba esa hoja para conocer los nombres de los estudiantes, le pedí que me dejara sacarle una foto. Cuando estoy sacando la foto, recibo un empujón de la directora, me da en el brazo y con las uñas me raspó”, expuso la maestra quien alegó que el incidente ocurrió frente a su hijo, miembros de la Facultad y padres que se encontraban en el plantel.

Sostuvo que una madre le tomó fotos al brazo con las supuestas laceraciones. La maestra se fue de la escuela a un hospital cercano a recibir asistencia médica. Además acudió al Cuartel de la Policía Estatal en Lares para radicar una querella. El lunes, acudió a la Oficina de Investigaciones de Querellas Administrativas en el Departamento de Educación en San Juan para una queja contra la directora.

La maestra Abigail Hernández lleva en esa escuela dos años. Anteriormente fue maestra de prescolar por 18 años de la escuela Ignacio Dicupe González, la cual fue cerrada por el Departamento de Educación.

Por su parte, la secretaria general de la Local Sindical de la Asociación de Maestros, Grichelle Toledo reaccionó al alegado incidente.

“La violencia no es aceptable venga de quien venga, pero es injusto que el Departamento de Educación no tome cartas en el asunto y medidas disciplinarias contra este tipo de directores. Reconocemos que hay una gran cantidad de directores que son muy responsables y efectivos en su labor, pero por otro lado tenemos directores que año tras año se les radican querellas y el DE no hace nada al respecto. Es hora de que se tome acción porque tenemos directores que le faltan el respeto constantemente a sus maestros, a los estudiantes, a los padres e incluso son agresivos.

Si hubiese sido el maestro quien hubiera agredido al director, inmediatamente estuviera en medida cautelar y quién sabe si arrestado. Esta maestra ahora tiene que regresar a su sala de clases y enfrentarse a su directora, y tras de eso trabajar en un ambiente laboral tóxico que lo que crea es ansiedad y tensión entre las partes. No hemos visto acción de parte del Departamento de Educación.

Tenemos una lista de unas 11 querellas radicadas contra directores y sabrá Dios cuantas situaciones como estas ocurren en las escuelas y los maestros no radican querella por temor a represalias. El director no puede utilizar su poder de manera arbitraria y eso está bien claro en el Artículo 6 del Convenio Colectivo.

Hay que recalcar que con situaciones como estas, no solo se ve afectado el maestro, sino el estudiante, porque un maestro que no está en un ambiente de trabajo estable no puede ofrecerle una enseñanza adecuada a sus estudiantes.

La maestra radicó también una querella en el sindicato pidiendo que remuevan a la directora de la escuela”, explicó Toledo.