Policia - campaña educativa contra los disparos al aire - Foto suministrada - noviembre 15 2019

Bajo el lema "Una bala al aire puede ser la desgracia de todos", el Departamento de Seguridad Pública (DSP) inició el viernes, su tradicional campaña para evitar incidentes lamentables a consecuencia de disparos al aire en el período de festividades de Navidad y Año Nuevo.

"Las festividades navideñas deben ser motivo de alegría, hermandad y unión familiar. No podemos permitir que el acto irresponsable de disparar al aire provoque una tragedia para el pueblo puertorriqueño. Hago un llamado a que todos los sectores se unan y promuevan este mensaje para evitar desgracias que marcarán para siempre a nuestra gente. Iniciemos el nuevo año con esperanza y felicidad, unidos en el firme propósito de trabajar para que nuestros niños y jóvenes puedan crecer en una isla donde su seguridad es una prioridad", expresó el secretario del DSP, Elmer Román González en conferencia de prensa.

La campaña se desarrolla en virtud de la Ley 404-2000, conocida como la Ley de Armas de Puerto Rico, la cual establece en el Artículo 7.06 que se debe realizar una campaña publicitaria educativa desde el 15 de noviembre al 7 de enero de todos los años.

"Disparar al aire es un delito que conlleva una pena fija de cinco años y diez con agravantes. El Negociado de la Policía, durante este período, está implementando estrategias de trabajo específicas y detalladas para prevenir este y cualquier otro delito que pretenda empañar el bienestar de nuestras comunidades", señaló el comisionado del Negociado de la Policía, Henry Escalera Rivera.

El comisionado detalló que, en los últimos seis años, según las estadísticas del Negociado, no se ha registrado muertes por balas perdidas, aunque sí heridos, en los años 2012, 2015, 2016 y 2018, como consecuencia de esta práctica ilegal. El último incidente de disparos al aire que cobró una vida ocurrió en la despedida del año 2011, cuando falleció la adolescente Karla Michelle Negrón Vélez.

Los funcionarios explicaron que durante el período en el que se extiende la campaña educativa, el Negociado de Relaciones con la Comunidad realizará distintos eventos de impacto comunitario y educativo alrededor de la isla. Agentes de las distintas áreas policiacas llevarán el mensaje de prevención a residenciales públicos, urbanizaciones, escuelas, centros comerciales y otras organizaciones.

"Agradezco a los líderes comunitarios, comerciantes, jefes de agencia y los medios de comunicación que por muchos años han sido aliados para llevar este mensaje a cada hogar en Puerto Rico", reiteró Escalera Rivera.

La línea confidencial (787) 343-2020 está disponible para reportar cualquier incidente y ofrecer información sobre la comisión de delitos. Mientras, las emergencias pueden ser notificadas por llamadas o mensajes de texto al 9-1-1 para canalizar asistencia de las agencias correspondientes.