Aros de aleacion - gomas - auto - Foto via La Perla del Sur - mayo 27 2020

l personal de Operaciones de Campo de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP) en San Juan informó el martes la incautación de un envío de 844 aros  de aleación para automóviles falsificados, importados a la isla. 

El precio de venta sugerido por el fabricante (MSRP) estimado de todos los productos falsificados incautados es de aproximadamente 238,000 dólares si hubiesen sido genuinos.

“La compra en línea de imitaciones de productos de alta gama y alta demanda tiene un impacto en la economía local. Las piezas de automóviles pirateados representan un importante problema de seguridad para los conductores que transitan por las carreteras y autopistas de las islas”, dijo en declaraciones escritas,  Leida Colón, subdirectora de Operaciones de Campo para el Comercio.

Según algunas publicaciones de la industria automotriz, el uso de aros de aleación pirateados puede causar serios problemas a los conductores, ya que estos productos no cumplen con los estándares de seguridad de la industria. Cuando se prueban, estas ruedas falsas no podían pasar las pruebas de seguridad en baches o boquetes, algo común en las carreteras locales.

La funcionaria indicó que la Oficina de Campo de CBP San Juan, que comprende puertos en Puerto Rico y las Islas Vírgenes estadounidenses, han confiscado bolsas de aire, luces antiniebla (fog lights) y neumáticos falsificados, entre otros. “Advertimos a los propietarios de automóviles que sean extremadamente cuidadosos con lo que compran en línea. El precio barato puede ser engañoso sobre las amenazas reales que representan las partes inferiores de automóviles”, agregó.

La fabricación de productos falsificados priva a las empresas legítimas de ingresos, roba empleos a los trabajadores estadounidenses y plantea amenazas para la salud y la seguridad de los consumidores estadounidenses. A menudo, los ingresos de las ventas de mercancías falsificadas respaldan a otras empresas nefastas e ilícitas.

CBP tiene un programa de aplicación de los Derechos de Propiedad Intelectual (DPI), que apunta y confisca las importaciones de productos falsificados y pirateados, y hace cumplir las órdenes de exclusión de los productos que infringen patentes y otros DPI.