Arresto - febrero 27 2019

Oficiales de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP) arrestaron el domingo a un ciudadano dominicano remitido por la Policía de Puerto Rico que supuestamente intentaba abordar un vuelo con una licencia de conducir de Puerto Rico fraudulenta, pasando por el Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín con destino final a Newark, Nueva Jersey.

"El uso de documentos fraudulentos por parte de personas que intentan eludir a las autoridades es un asunto serio para la colaboración de las autoridades", indicó Edwin Cruz, director del Puerto del Área de San Juan en comunicación escrita.

"Nuestra capacidad para trabajar juntos y compartir información puede ayudar a detectar personas presentes ilegalmente en el país que violan nuestras leyes", añadió.

El 9 de junio, oficiales de la Administración de Seguridad del Transporte (TSA, por sus siglas en inglés) refirieron a los oficiales de la policía a una pasajero que afirmaba ser ciudadano de los Estados Unidos con el nombre de José Manuel Ayala Reyes, que presento una licencia de conducir de Puerto Rico que parecía modificada. Los policías se comunicaron con oficiales de CBP para solicitar asistencia.

Los oficiales de CBP remitieron al pasajero a un examen más detenido, pudiendo confirmar su identidad como Maximiliano Campusano Sano, a través de la cooperación de las autoridades oficiales de la Cedula de la República Dominicana.

El señor Campusano-Sano no pudo presentar un documento de inmigración como prueba de su estatus legal de inmigración en los Estados Unidos. Además, los agentes de la Patrulla Fronteriza detuvieron al señor Campusano Sano en noviembre de 2017.

Además, el señor Campusano-Sano fue arrestado el 9 de junio e hizo comparecencia inicial ante el Magistrado de los Estados Unidos, Marcos López, el 10 de junio, por violación del Título 8, Código de los Estados Unidos, Sección 1326 (a) (2), por reingreso después de una remoción previa.

El fiscal federal adjunto Nicholas Cannon está procesando el caso.  Si es declarado culpable, el señor Campusano-Sano enfrenta una pena de prisión de no más de 2 años, una multa o ambos.