Uber Eats - presunto sospechoso de matar conductor de Uber Eats - Foto suministrada - agosto 13 2019

La fiscal federal Rosa Emilia Rodríguez Vélez informó el jueves que, un gran jurado federal devolvió dos acusaciones por separado contra Carlos Rafael Rosario Morales y Héctor Maldonado Sierra por dos eventos separados de crímenes violentos.

“Somos conscientes de que existe una preocupación sobre la cantidad de robos de automóviles reportados en el último mes. La misión de todas las agencias policiales de Puerto Rico, tanto estatales como federales, es garantizar que todos nos sintamos seguros en nuestras calles, hogares y vecindarios. Todas las agencias de aplicación de la ley están trabajando juntas para prevenir y resolver estos crímenes, y para detener a quienes son una amenaza para nuestras comunidades ", dijo Rodríguez Vélez, en comunicación escrita

“El FBI y nuestros socios nunca han estado más decididos a investigar cualquier robo violento con sus últimas consecuencias. Esos jóvenes, que no pueden decir que no a cometer violencia contra otros, deberían considerarlo seriamente, porque de lo contrario probablemente pasarán una gran parte de sus vidas adultas en prisión", dijo por su parte, Douglas Leff, director del FBI en Puerto Rico.

Según detallaron los funcionarios federales, Carlos Rafael Rosario Morales está acusado de robo de auto que resultó en una muerte. El 6 de agosto de 2019, el acusado, con la intención de causar la muerte o lesiones corporales graves, tomó un Ford Transit blanco 2017 que había sido transportado, enviado y recibido en el comercio interestatal o extranjero, por la fuerza, la violencia y la intimidación, y asesinó al conductor de Uber Eats, Carlos Gilberto Ponce Fernández.

Según la investigación, el 6 de agosto, la víctima estaba saliendo de un restaurante de comida rápida en Santurce después de haber recogido una comida. Mientras caminaba hacia su vehículo, el acusado se le acercó, blandió un cuchillo y le exigió a Ponce Fernández que le entregara las llaves de su vehículo, pero la víctima se negó a hacerlo y se enfrascaron a una lucha física. Durante la lucha, Rosario Morales apuñaló a Ponce Fernández varias veces, causándole la muerte.

El 7 de agosto de 2019, los agentes de la Policía arrestaron a Rosario Morales al ingresar al Ford Transit que había robado violentamente el día anterior. En el momento del arresto, Rosario Morales tenía un cuchillo en la cintura.

En un caso separado, el acusado Héctor Maldonado Sierra es acusado en una acusación de dos cargos de robo de automóvil que resultó en lesiones corporales graves, y posesión y blandir un arma de fuego para promover un delito de violencia. El 26 de julio de 2019, el acusado, ayudado e incitado por otros, con la intención de causar la muerte o daños corporales graves y poseer y blandir un arma de fuego, tomó un Jeep Wrangler Unlimited 2016 y al hacerlo, causó lesiones corporales graves a la mujer víctima al cometer un acto sexual.

Los casos están siendo procesados ​​por el fiscal federal adjunto Alexander Alum.

El FBI y el Departamento de Policía de Puerto Rico están a cargo de la investigación. Si es declarado culpable, Carlos Rafael Rosario-Morales enfrenta cadena perpetua y es elegible para la pena de muerte; Héctor L. Maldonado-Sierra se enfrenta a cadena perpetua.