Fuego - incendio - mayo 21 2019

El exjefe del Cuerpo de Bomberos, Ángel Crespo advirtió el martes sobre la peligrosidad que representa que se desaten incendios en el Viejo San Juan, como ocurrió la noche del lunes durante la manifestación por la renuncia del gobernador, Ricardo Rosselló Nevares.

Esto ante la posibilidad de que haya una gran explosión, dadas las tuberías de gas soterradas que discurren por toda la Ciudad Amurallada.

“Lo que ocurrió anoche, lejos de representar la opinión de mucha gente, yo creo que esto lo que creó es una bomba de tiempo y es bien peligroso y lo subrayo y lo digo en letras mayúsculas: PELIGROSO. Eso no debe ocurrir”, dijo Crespo. 

“Si ocurriera un liqueo (de gas) y habiendo tanto vehículo, drones o lo que sea incendiados, definitivamente se están creando las condiciones para una gran explosión. Gente hay que cogerlo con calma, porque lejos de acentuar la manifestación, lo que podría sería causar una gran explosión y la noticia sería muy trágica. Es completamente innecesario. Incendiar en Puerto Rico es un delito grave y más en estas condiciones”, advirtió.

Señaló además que el Viejo San Juan es un área que tiene un sinnúmero de restricciones de seguridad por la naturaleza de su construcción, por su diseño, por ser una isleta y por tener accesos limitados. 

Mencionó que es complicado atender incendios en el Viejo San Juan y que además el Cuerpo de Bomberos enfrenta falta de recursos y personal, lo que dificulta más el poder atender un fuego en la zona. Indicó también que los hidrantes de bóveda del área son de difícil acceso.

“Un incendio de esa naturaleza puede ocasionar desde la muerte de los mismos manifestantes, el efecto de estampida que es muy peligroso cuando se hace un desalojo masivo en un lugar como ese. Pero lo más peligroso es que ahí puede ocurrir una explosión masiva”, agregó al hacer un llamado a la cordura y a la prudencia en las manifestaciones.