Policia - sospechoso de matar a su madre en Canovanas - Captura de pantalla Telenoticias - junio 20 2019

En medio de la galopante ola criminal que afecta a Puerto Rico, los puertorriqueños amanecieron hoy consternados ante el caso de un adolescente de 16 años de edad que mató a cuchilladas a su madre, de profesión enfermera, y luego envolvió el cuerpo en sábanas y lanzó el cuerpo en un apartado lugar cercano a la vivienda que compartía junto a su progenitora en el barrio Campo Rico, en el municipio de Canóvanas, en el área este.

El director del Cuerpo de Investigaciones Criminales del distrito policial de Carolina, inspector Carlos Nazario, identificó a la víctima como Jeanette Mojica Rivera, de 34 años de edad, quien trabajaba en un laboratorio clínico en ese municipio, y quien junto a su hijo, el victimario, fueron reportados como desaparecidos desde el pasado 27 de mayo cuando se sospecha el jovencito asesinó a su madre de seis cuchilladas.

El inspector dijo que la posible causa del asesinato podría ser que la enfermera presuntamente recriminaba constantemente a su hijo ciertas amistades y la supuesta relación que mantenía con una mujer mayor que él.

Indicó que esa situación pudo originar un fuerte y violento altercado entre madre e hijo el 27 de mayo, en medio del cual cometió el matricidio.

Posteriormente el joven confesó el asesinato de su madre y llevó a las autoridades al sector La Vega donde había arrojado el cuerpo amortajado. Luego-según la Policía- el menor condujo a los agentes a la vivienda donde cometió el crimen y entregó el arma homicida.

Nazario dijo que po rel momento, la Policía no ha determinado si el menor, que estudia en un colegio privado en el pueblo de Canóvanas, actuó solo y se procuraba determinar quién o quiénes lo ayudaron a limpiar la escena, la que según su relato ocurrió en la casa donde vivía con su mamá.

Se citó que tras asesinar a su madre, el adolescente, quien aparentemente es huérfano de padre, comenzó a pernoctar en otros lugares y el 11 de junio una prima reportó la desaparición de la mujer y de su hijo.

Se indicó que el menor habría dicho a amistades de su mamá que ella estaba de viaje, que por eso no contestaba el teléfono.

Tras la movilizacion de las autoridades en busca de la enfermera, el adolescente pidió a un policía municipal que sirviera de enlace para entregarse. Ayer tarde fue contactado por los agentes en el estacionamiento del centro comercial que ubica frente a la Comandancia de Área en Carolina.

De allí partieron a la entrada del sector La Vega en el kilómetro 7.6 de la carretera PR-185, donde había lanzado el cadáver.

El cuerpo estaba en avanzado estado de putrefacción, lo que imposibilitó que la víctima fuera identificada de inmediato.

El inspector indicó que anoche se optó por llevar al menor a la División de Asuntos Juveniles de San Juan, señalando que hoy se continuará la investigación y se espera se determine si se le radicarán cargos de asesinato en primer grado como adulto o faltas como menor.

PODRÍA SER PROCESADO COMO ADULTO

El inspector, Carlos Nazario del Cuerpor de Investigaciones Crimnales de Carolina estableció, en NotiUno en la Mañana, que fue el menor que confesó haber matado a su madre podría ser procesado, criminalmente como adulto.