Apuestas

De la poca oposición que, hasta el momento, ha surgido en contra de las apuestas deportivas, están la Asociación de Hoteles y Turismo de Puerto Rico (PRHTA) y el sector religioso, ambos cabildeando en la Legislatura porque la medida se cuelgue. 

En el caso de la PRHTA se oponen sencillamente porque están velando lo suyo, protegiendo su parcela y sus intereses. No es que es preocupe el juego porque los promueven en los casinos. 

Parte de los argumentos de la PRHTA es que si van a aprobar las apuestas deportivas, tiene que ser para beneficiarse ellos. Entre las sugerencias de la asociación hace unos años estaba que las apuestas deportivas fueran en los  casinos o en los predios de los hoteles (donde ellos controlan).

Creo que la propuesta del gobernador Ricardo Rosselló para legislar, permitir y regular las apuestas deportivas puede ser una de avanzada que, para tener el efecto esperado, no debe someterse a las presiones de cuanto “sopla pote” vaya a la legislatura a intentar torpedearla metiéndole cuanta enmienda exista para que lo que quede sea un Frankenstein que al final deje la cosa como está y el país siguiendo barranco abajo por esas tácticas terroristas (de meter miedo) en contra de medidas de avanzada como estas.

No soy jugador de casino, de maquinitas tragamonedas, ni apuesto. Sin embargo, como ciudadano, favorecí en el pasado el establecimiento de la videolotería por una razón sencilla: no se puede dejar por la libre y en manos de una mafia el mercado ilegal de las máquinas tragamonedas en cada esquina, chinchorro, puesto de gasolina o supermercado. Igual debe ser con las apuestas deportivas. 

Hay máquinas tragamonedas legales, pero la mayoría son ilegales, y seguramente evaden contribuciones reportando solo una fracción de los miles y miles de dólares que realmente generan. Recuerde que esas máquinas tragamonedas operan solo con “cashimiro”. ¿Entiende por qué no querían máquinas conectadas a Hacienda? Entraron a la Legislatura y lograron torpedear la medida, por lo que dichas máquinas siguen por la libre y el pueblo de Puerto Rico perdiendo millones de dólares. 

Puerto Rico no puede seguir para atrás o estancado. Por eso estamos como estamos, por no tener pantalones y dejarnos meter miedo de todo aquel que no le convenga “x” o “y” propuesta, como en este caso la PRHTA.

 

En el caso de los religiosos, ¿se imaginan habernos quedado con los teléfonos de ruedita porque en los smartphones nuestros niños y jóvenes podían acceder a material violento o pornográfico? Con todo el respeto que les tengo como cristiano, no puedo ser fanático, ni ciego. No podemos dejarnos llevar por el sector religioso para echar este país adelante. Si para casi todo vamos a depender de que ellos lo aprueben, estaríamos probablemente en la década de los 80, ¿o no recuerda el planteamiento un religioso de que el televisor era “la caja derrrr Diablo”? ¿Imagine que nos hubiésemos dejado llevar por esa expresión?

La medida de Rosselló nos abre un mundo de posibilidades para generar millones de dólares, al tiempo que se atiende de forma responsable los “contra” que pueda traer, como cualquier otro asunto. Se ha probado en otras jurisdicciones que, en lugar de bajar ingresos, aumenta, pero nuevamente, los legisladores deben mirar esto responsablemente y no volverse loquitos metiéndole enmiendas para ganar adeptos y terminar con un proyecto cuyo impacto positivo se reduzca, como hicieron con la reforma laboral, que querían quedar bien con todo el mundo y terminaron todos descontentos porque lo que aprobaron fue una reforma aguada.

A los legisladores, miren esta medida con detenimiento y piensen en Puerto Rico porque por las oposiciones a todo es que estamos en el hoyo. Eso está más que probado. 

Director de NotiUno 630. Delgado, quien es egresado de la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras, cuenta con 20 años de experiencia en los medios de comunicación, incluyendo radio, TV y prensa escrita.