Ricky Martin

A un día de que la Cámara Baja aprobara el proyecto sobre libertad religiosa, el astro boricua Ricky Martin criticó la medida porque a su juicio impulsa  “la separación, el prejuicio, el odio y la falta de respeto a la individualidad”. 

Este sostuvo además que: “Lo hace bajo una premisa que tergiversa el derecho constitucional a no discriminar por raza, sexo o creencia, y en su lugar, justificar una protección irracional a las convicciones religiosas de los empleados del Gobierno”.

“De hecho, como miembro de la comunidad LGBTT me uno al coro de voces que afirman que nunca ha habido un consenso entre nuestra gente LGBTT para validar o legalizar el discrimen en contra nuestra”, insistió. 

El Proyecto de la Cámara 2069, radicado por petición del Gobernador Ricardo Rosselló e impulsado por la Representante Charbonier, “no es otra cosa que abrirle la puerta al odio hacia todo aquel o aquella que no comparta una misma ideología, que pertenezca a la comunidad LGBTT, o que incluso no sea del mismo color de piel, entre tantas otras manifestaciones discriminatorias”.

"Como defensor de los derechos humanos y miembro de la comunidad LGBTT, me opongo vehementemente al proyecto de libertad religiosa, el cual nos atrasa como sociedad y nos proyecta ante el mundo como un país retrógrado, e incapaz de guardar el derecho básico a la individualidad.Este proyecto no es representativo del Puerto Rico que todos amamos, defendemos y al que aspiramos.Hacemos un llamado al Senado y al Gobernador Ricardo Rosselló para que no aprueben este proyecto que es una puerta abierta al odio y al discrimen", concluyó. 

La medida, radicado por petición del gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, e impulsado por la legisladora María Milagros Charbonier, permitiría, entre sus disposiciones, el acomodo razonable para que un funcionario pueda negarse a dar un servicio a cualquier ciudadano si considera que va en contra de sus creencias religiosas.