Contralor - oficina central - febrero 27 2019

La Contraloría de Puerto Rico emitió este lunes, una opinión cualificada de las operaciones fiscales del Municipio de Las Piedras.

El Informe revela que los funcionarios municipales no suministraron para examen, los recibos de recaudación correspondientes a varios periodos entre el 2015 al 2018 por 48,531 dólares. Esta situación contraria a la Ley 81-1999 de Municipios Autónomos, impide mantener información completa y confiable sobre la situación financiera y el resultado de las operaciones del Municipio.

La auditoría de cuatro hallazgos señala que una ayudante especial del alcalde implementó en el 2018, un fondo de caja menuda por 100 dólares para el Uso del Área de Recaudaciones, sin solicitar la aprobación de la Legislatura Municipal. La Unidad de Finanzas también contaba con una Caja Menuda por 2,000 dólares, que sí contaba con la aprobación de la Legislatura Municipal desde el 2013. En ninguna de los dos fondos de caja menuda, el Municipio realizaba intervenciones periódicas de control ni supervisaron adecuadamente dichas operaciones.

Contrario a las leyes y reglamentación vigente, el Municipio no realizaba disposiciones periódicas de documentos; el último lo realizó en el 2013. Además, las dos instalaciones para archivar documentos públicos, no contaban con sistema de alarma contra incendios, rociadores automáticos ni detectores de humo.

El Informe publica que, al 30 de noviembre de 2018, el Informe de Ingresos y Desembolsos reflejaban cinco fondos con recursos económicos por 20,360 dólares que habían permanecido inactivos hasta por más de tres años. Una situación similar se había comentado en el Informe de Auditoría M-17-33 de 2017.

La auditoría comenta la falta de información en las facturas sometidas por un asesor de consultoría administrativa del Municipio cuyo servicio coincidió 52 días con servicios prestados a la Cámara de Representantes de Puerto Rico entre el 2017 y 2018. Esta situación impidió verificar si los servicios se ofrecieron en horarios conflictivos y obedece en parte, a que la Ley 237-2004 sobre contratos por servicios profesionales del gobierno, no requiere que los contratistas con más de un contrato con el gobierno, indiquen los horarios que prestaron los servicios. La auditoría recomienda a los presidentes del Senado y la Cámara de Representantes que atiendan esta situación.

El Municipio tenía déficits acumulados en el Fondo Operacional del 13% de su presupuesto para el 2016, 20 por ciento para el 2017 y 29 por ciento para el 2018. Además, en los presupuestos de los años fiscales de 2019 y 2020, no consignó los créditos necesarios para liquidar los déficits corrientes de los años anteriores.

En diciembre de 2014 y enero de 2015, el Municipio implementó medidas para atender la crisis financiera tales como la reducción de jornada laboral y de salario mensual a los empleados. Además, implementó una reducción del 5% del salario del alcalde y de los funcionarios de confianza.

Al 31 de enero de 2019, Las Piedras tenía dos demandas civiles por 3,200,000 dólares pendientes de resolución por los tribunales

El Informe le recomienda a la directora de la Oficina de Gerencia y Presupuesto que se asegure que el Municipio cumpla con el Plan de Acción Correctiva establecido por la Oficina del Contralor de Puerto Rico.

El informe de Las Piedras, cubre el periodo del 1 de julio de 2015 al 31 de enero de 2019, y está disponible en www.ocpr.gov.pr.