Reina Isabel II

La reina de Inglaterra, Elizabeth II, retiró todos los títulos militares a su hijo y duque de York, el príncipe Andrew, por un escándalo sexual que lo enfrenta a un juicio en Estados Unidos.

 “Con la aprobación y el acuerdo de la Reina, las afiliaciones militares y los patrocinios reales del Duque de York han sido devueltos a la Reina. El duque de York seguirá sin asumir ninguna función pública y está defendiendo este caso como ciudadano privado”, comunicó este jueves la Casa Real británica.

El duque de York dejará de usar oficialmente el título de “Alteza Real”.

Este comunicado llega un día después de que 150 veteranos del ejército británico escribieran una carta abierta a la reina en la que pedían este paso ante las acusaciones de abusos sexuales.

“Estamos especialmente molestos y enfadados porque el príncipe Andrew sigue siendo miembro de las fuerzas armadas y continúa ostentando títulos, cargos y rangos militares, incluido el de vicealmirante de la Marina Real”, afirmaba la carta.

El príncipe Andrew ya tuvo que abandonar todas sus funciones públicas después de una entrevista con medios de comunicación de la que salió muy mal parado.

La activista Virginia Giuffre acusa al príncipe Andrew de abusar sexualmente de ella cuando tan solo tenía 17 años. Los abusos se habrían llevado a cabo tanto en una casa londinense de la exasociada de Epstein, Ghislaine Maxwell, como en dos propiedades del magnate, según la acusación.

En declaraciones a medios británicos, el abogado de Giuffre, David Boies, aseguró que el príncipe Andrew intentó una conciliación con Giuffre en las últimas 24 horas y añadió que “un acuerdo puramente financiero no es algo en lo que creo que ella esté interesada”. Boies espera que la resolución reivindique los abusos a su defendida.