Venezuela - policia - Foto via EFE - marzo 19 2019

 La Policía Nacional Bolivariana (PNB), vigila el lugar en donde manifestantes realizarían una marcha de trabajadores públicos en Caracas (Venezuela). EFE/ Raúl Martinez

La Policía Nacional Bolivariana (PNB) impidió este martes a los trabajadores públicos de Venezuela que respaldan al jefe del Parlamento, Juan Guaidó, marchar hasta la sede del Legislativo, al que exigen aprobar una ley para la "protección" de los empleados que "defiendan" la democracia.

La marcha iba a recorrer una avenida del centro-oeste de Caracas hasta llegar a la sede del Parlamento, pero los trabajadores no pudieron ni siquiera concentrarse en el punto de partida de la movilización, la plaza Morelos, debido a que fue acordonada por la Policía.

Una comisión de los empleados, sin embargo, acudió hasta la sede del Legislativo y entregó un documento con la exigencia de que se apruebe lo que han llamado como "ley de garantías laborales".

Esta norma "es una protección para todos los trabajadores que en un momento dado salgan a defender la democracia, salgan a defender la institucionalidad", dijo a periodistas el secretario general de la Confederación Venezolana de Trabajadores (CTV), José Elías Torres.

Explicó también que la ley busca defender los derechos de los trabajadores ante la posibilidad de que el Estado intente despedir a alguno "por discriminación política".

Los empleados también exigen al Parlamento que señale al responsable del masivo apagón que sufrió el país hace once días y que debata si hay causales para que se emprenda un juicio a nivel internacional.

Asimismo, exhortan al Legislativo a que exija a la comisión enviada a Venezuela de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de Naciones Unidas que se reúna con los trabajadores.

Entre los trabajadores que tenían previsto marchar se encontraban empleados de la empresa estatal de electricidad Corpoelec, de la de comunicaciones Cantv, de la Cancillería, del Seguro Social, del sector petrolero y universitario.

El lunes, varias organizaciones sindicales, entre ellas la CTV, convocaron a esta movilización y a una protesta contra la crisis tras sostener un encuentro con Guaidó, que se declaró presidente interino del país en enero pasado y es reconocido como tal por unos 50 Gobiernos.

Los sindicalistas manifestaron su respaldo a Guaidó en la puja que mantiene con el mandatario Nicolás Maduro por el poder.

Sin embargo, recordaron este martes que, así como le manifestaron su apoyo, también le exigirán que cumpla con la defensa de los derechos de los trabajadores que, aseguran, han sido violados por la Administración chavista.