NMEAD mirará cómo puede ayudar a empresas de alimentos y gas en caso de una emergencia como María
Cintillo Temporada de Huracanes

Pese a que el potencial ciclón tropical número nueve no impactará a la Isla de manera directa y se desplazará por la zona sur, los pronósticos indican que el área norte del sistema es la zona con mayor cantidad de lluvia hasta el momento. 

Por su parte, el comisionado interino del Negociado para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (NMEAD), Nino Correa, señaló en conferencia de prensa que el evento atmosférico podría dejar entre 3 a 6 pulgadas de lluvia, y 10 en sectores específicos.

“El sistema podría traer entre 10 a 12 pulgadas de lluvia. Hemos trabajado mano a mano con los alcaldes para los preparativos. Podríamos estar recibiendo grandes cantidades de lluvia hasta la mañana del viernes”, indicó. 

También informó que los niveles de agua en la represa de Patillas fueron disminuidos para evitar inundaciones. 

Por otro lado, el coordinador federal de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) en Puerto Rico, Alex Amparo, aseguró que la agencia mantiene una relación de respeto y comunicación directa con el gobierno de Puerto Rico. 

Las expresiones del funcionario se dan a raíz de la divulgación de una carta enviada la gobernadora Wanda Vázquez por parte del jefe de la región de FEMA con jurisdicción sobre la isla, Thomas Von Essen, en la que manifestó su preocupación sobre la preparación de la isla para manejar un evento mayor. 

En cuanto al secretario del Departamento de Seguridad Pública (DSP), Pedro Janer, aseguró que la agencia está trabajando en los aspectos de la respuesta. “Estamos trabajando todos los aspectos de la respuesta. Todos los días encontramos aspectos que tenemos que mejorar, pero esto toma tiempo. Es una labor en progreso. Le damos la bienvenida a cualquier crítica, cualquier sugerencia constructiva, para seguir mejorando”, añadió. 

La gobernadora Wanda Vázquez Garced no asistió a la conferencia, pero firmó una carta en la que declaró estado de emergencia en Puerto Rico y activó a la Guardia Nacional por el paso cercano del potencial ciclón tropical.


Nota relacionada: