Presidente Trump dice no habrá Estadidad hasta que PR salga de políticos “malos”

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares dijo ayer en tono enérgico que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, le faltó el respeto al pueblo puertorriqueño al pretender “trivializar” la lucha de los boricuas por la estadidad. El Ejecutivo puertorriqueño se expresó de esa manera ante declaraciones del presidente Trump en un programa radial en […]

El gobernador Ricardo Rosselló Nevares dijo ayer en tono enérgico que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, le faltó el respeto al pueblo puertorriqueño al pretender “trivializar” la lucha de los boricuas por la estadidad.

El Ejecutivo puertorriqueño se expresó de esa manera ante declaraciones del presidente Trump en un programa radial en Cleveland donde rechazó categóricamente la estadidad para Puerto Rico alegando que en la isla hay muchos políticos malos.

Previamente, el mandatario estadounidense criticó el nivel de corrupción gubernamental en la isla, y además había reiterado la defensa de su administración en la ayuda que suministró al país tras la devastación provocada por los huracanes Irma y María.

Rossello Nevares, presidente del Partido Nuevo Progresista(PNP), de gobierno, que lucha por convertir esta isla en el estado 51 de la nación norteamericana, fue categórico al expresar que “el que se trivialice una lucha de derechos civiles de ciudadanos americanos, que ya hemos ido a votar en varias ocasiones y en las últimas dos ocasiones hemos favorecido la estadidad… trivializar eso, es una falta de respeto al pueblo de Puerto Rico y no se la vamos a aceptar”.

Sin embargo, Rosselló Nevares dijo estar “confiado” en que el Congreso, y eventualmente la Casa Blanca, convertirán a Puerto Rico en un estado.

En ese sentido, resaltó que “confío que en los próximos meses obtendremos el apoyo de los miembros del Congreso y de la Casa Blanca para lograr la igualdad total para Puerto Rico. Estoy seguro de que en los próximos meses obtendremos el apoyo de los miembros del Congreso y de la Casa Blanca para lograr la igualdad mediante la estadidad para Puerto Rico”.

Trump habló con el periodista de ascendencia boricua, Gerardo Rivera, a traves de la emisora WTAM 100, en Cleveland, donde dio ayer un “rotundo no” a la estadidad. Lo atribuyó a lo que dijo son “malos políticos” en la isla, entre los cuales solo citó a la alcaldesa de San Juan, Carmen Cruz Soto, del opositor Partido Popular Democrático (PPD), y cuya administración enfrenta una exhaustiva investigación en torno a denuncias sobre un alegado esquema de corrupción en la División de Compras del ayuntamiento sanjuanero.

Los detalles de la entrevista a Trump los dio a conocer en un tuit el corresponsal en Washington del periódico Toronto Star, Dan Dale.

En su respuesta a Rivera, Trump sostuvo que “con lo mala que es la alcaldesa de San Juan y lo incompetente que es, Puerto Rico no debe estar hablando de estadidad hasta que tenga gente que realmente sepa lo que está haciendo. Si tuvieran un buen liderato, ciertamente, sería algo que se puede hablar. Pero con gente como esa involucrada, será un no absoluto”.

Se recordó que en la emergencia que provocó el huracán María, Cruz Soto criticó a Trump por la lenta respuesta de su administración en socorrer a la isla. Su rostro y sus señalamientos alcanzaron extensa exposición en los principales medios de comunicación de los Estados Unidos.

Como parte de la información que hizo pública Dale, el presidente volvió a ensalzar la labor de su administración tras el huracán María y a decir que el gobierno pretendía que se arreglaran cosas que estaban ya dañadas como el sistema eléctrico que quedó devastado por el azote ciclónico.

De inmediato, Rosselló Nevares calificó las expresiones como “desafortunadas” y limitó las críticas del presidente al liderato del país a la alcaldesa de San Juan.

Sobre el particular, el gobernante boricua dijo que “el presidente dijo que no está a favor de la igualdad de derechos para el pueblo de Puerto Rico basado en una disputa personal con una alcaldesa local. Este es un comentario insensible e irrespetuoso a más de tres millones de estadounidenses que viven en el territorio de Puerto Rico”.

Destacó que “la igualdad para los ciudadanos estadounidenses de Puerto Rico es el mayor problema de derechos civiles en Estados Unidos”.

Rosselló Nevares mencionó la cantidad de puertorriqueños que ha servido como soldados en las guerras de Estados Unidos, señalando que “sin embargo nuestros hombres y mujeres no tienen voz en el gobierno que los envía a la guerra y no pueden elegir a sus comandantes en jefe”.

El mandatario puertorriqueño recordó que como candidato a la Presidencia, Trump incluyó la estadidad entre las opciones de estatus que debían considerarse para Puerto Rico.

Nicol Colón Santiago informa.