Bebe fallecido

En pequeño de un año falleció tras entrar a su casa en llamas para salvar a su perrito. Los hechos se registraron en Arkansas. 

Según medios internacionales,  fue la noche del sábado que la residencia de la familia Sharp se incendió. Aunque sus papás y el pequeño pudieron salir de la casa a tiempo, en un descuido este entró rápidamente a buscar a su mascota. 

Fue cuando los bomberos los extinguieron el fuego que encontraron los cuerpos del bebé y el perrito. El jefe de bomberos de Gentry, Vester Cripps, relató que fueron encontrados abrazados y que el perro estaba sobre el chiquito como demostrando que quiso proteger de las llamas. 

"Vuela alto, bebé, eres extremadamente extrañado y amado", escribió el lunes el angustiado padre de Loki, Kurtis Sharp, en Facebook. “Conocemos tu hogar y nos mata ver que tienes que ir tan pronto. Pero mamá y papá y todos tus hermanos y familia te quieren mucho ".

Este viernes será el velatorio y la familia pidió que los asistentes vistan de rojo y blanco, colores favoritos del bebito.