TRUMP-COHEN

Michael Cohen, el exabogado del presidente Donald Trump, sale del Capitolio, en Washington, luego de prestar testimonio a puerta cerrada con la Comisión de Inteligencia del Senado, el martes 26 de febrero de 2019. (AP Foto/Alex Brandon)

El exabogado personal del presidente Donald Trump, Michael Cohen, dijo el martes que los estadounidenses podrán decidir “exactamente quién está diciendo la verdad” cuando testifique el miércoles ante la Comisión para la Supervisión y Reforma del Gobierno de la Cámara de Representantes, en una audiencia pública que amenaza con opacar la cumbre de Trump con el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, en Vietnam.

Cohen, quien ha cooperado con la investigación sobre Rusia del fiscal especial Robert Mueller, empezará a cumplir con su sentencia de tres años en prisión luego de que se declaró culpable de mentirle al Congreso en 2017 y de haber cometido violaciones de financiamiento de campaña mientras trabajaba con el ahora mandatario.

“Estoy ansioso por mañana, de poder contar con mis propias palabras mi historia a los estadounidenses”, señaló Cohen a los reporteros.

El exabogado hizo los comentarios después de una reunión a puerta cerrada con la Comisión de Inteligencia del Senado que duró más de nueve horas, añadiendo que valoraba la oportunidad de “aclarar la situación y decir la verdad” a la comisión del Senado luego de reconocer que mintió al panel en 2017.

Fue el primero de tres días de comparecencias en el Congreso para Cohen. Luego de la audiencia pública del miércoles, se presentará ante el panel de inteligencia de la Cámara de Representantes el jueves, nuevamente hablando en privado.

Es probable que el testimonio público de Cohen sea un espectáculo, en parte debido a las acusaciones que planea lanzar contra el presidente. Les dará a los legisladores un relato tras bambalinas de lo que denunciará como las mentiras, el racismo y los engaños de Trump, y posiblemente hasta de una conducta criminal, de acuerdo con una persona con conocimiento del asunto.

Se espera que proporcione lo que afirmará que es evidencia en forma de documentos, según la persona, quien pidió hablar bajo condición de anonimato para discutir el testimonio confidencial.

También se prevé que los republicanos traten de desacreditar a Cohen de manera agresiva, dado que el exabogado ha reconocido que mintió en ocasiones anteriores.

La portavoz de la Casa Blanca Sarah Sanders dijo en un comunicado el martes que era “ridículo que alguien confiara en las palabras de un mentiroso convicto como Cohen, y es patético ver que tiene otra oportunidad de difundir sus mentiras”.