Los médicos primarios han estado comprometidos y han apoyado las medidas de González para continuar avanzando la medicina primaria en la Isla, según se indicó.

El proyecto de la Cámara de Representantes federal H.R. 6809, Integridad para Puerto Rico en Medicare Advantage, conocida como PRIMA (por sus siglas en inglés) que atiende la crisis de atención médica en Puerto Rico, cuenta con el aval de varios congresistas, informó hoy, la comisionada residente, Jenniffer González.

Frente al Capitolio federal, la González abogó por la aprobación de la medida de su autoría, junto a los congresistas republicanos y coautores de la medida Brian Fitzpatrick (PA) y Pete King (NY), y un nutrido grupo de representantes del sector de la salud de Puerto Rico, incluyendo al pasado comisionado residente, Pedro Pierluisi.

El H.R. 6809 abordaría la continua crisis del acceso a la atención médica en Puerto Rico, al eliminar las disparidades de pago de Medicare Advantage (MA), Lo que incentivaría a los médicos a permanecer en la Isla y alentar a los que se fueron para que puedan regresar, sostuvo.

“El HR 6809, PRIMA, busca estabilizar los pagos de MA. Es evidente que la fórmula de reembolso actual no está funcionando. Los huracanes del pasado año han acelerado el declive en la cobertura de Medicare y en la atención médica de Puerto Rico. Se necesita una solución para remediar este problema y encaminar la Isla a su recuperación”, expresó González.

El HR 6809 cuenta con el coauspicio de José Serrano (D-NY), Don Bacon (R-NE), Darren Soto (D-FL), Stephanie Murphy (D- FL), Peter King (R-NY), Brian Fitzpatrick (R-PA) y Amata Radewagen (R-American Samoa) y busca estabilizar las tarifas de Medicare Advantage (MA) en la Isla por un período de tres años, como parte de la reconstrucción de la infraestructura de salud del País, la cual se vio más afectada luego del paso de los Huracanes Irma y María.

La medida propone revisar los pagos de Medicare Advantage durante tres años estableciendo un 0.70 promedio general ajustado (AGA) a cualquier condado en la nación que exceda este punto de referencia; fortalecer el apoyo a proveedores de servicios de salud en Puerto Rico; y apoyo a la plataforma de atención coordinada de MA, estándares de calidad y basados en el desempeño que brindan atención a los más de 280 mil pacientes de la de la población más frágil y necesitada de la Isla, que sirve como la columna vertebral del sistema de atención médica en Puerto Rico, apuntó.

En la actualidad, las tarifas de pago de MA en Puerto Rico son las más bajas en la nación: 25% más bajos que en Islas Vírgenes y 43% más bajas que el promedio nacional.

De aprobarse esta medida, Puerto Rico recibiría una inyección de más de $3 mil millones adicionales en fondos de MA durante los próximos tres años.  El proyecto también requiere que no menos del 50% de estos fondos deben ser pasados a los proveedores de salud, como médicos, hospitales, entre otros.

Los médicos primarios han estado comprometidos y han apoyado las medidas de González para continuar avanzando la medicina primaria en la Isla, según se indicó.