SRI LANKA-ATTACKS

El personal de la Fuerza de Tareas Especiales de Sri Lanka (STF, por sus siglas en inglés) aparece en la foto fuera de una casa durante una redada, después de que una explosión suicida mató a la policía que registraba la propiedad, en el área de Orugodawatta de la capital, Colombo, el 21 de abril de 2019, luego de una serie de explosiones En iglesias y hoteles. - Una serie de explosiones ocurrieron en hoteles e iglesias de alto nivel que celebraron servicios de Pascua en Sri Lanka el 21 de abril, matando al menos a 156 personas, incluidos 35 extranjeros. (Foto por ISHARA S. KODIKARA / AFP)

Al menos 207 muertos y 450 heridos por ocho explosiones en Sri Lanka.  La Isla del océano Índico, alberga un mosaico étnico y religioso y sufre más de 30 años de conflicto de los separatistas tamiles.

"No podemos confirmar si eran atentados suicida", señaló el portavoz de la policía, Ruwan Gunasekera, y anunció que había tres personas detenidas.

Los tamiles, segunda etnia del país, representan algo más del 15% de la población, y están concentrados en el norte y noreste del país.

La gran mayoría de los habitantes de Sri Lanka son budistas (70%, esencialmente cingaleses), mientras que los hindúes, principalmente tamiles, representan el 12%, los musulmanes el 10% y los cristianos en torno al 7%.

El primer ministro, Ranil Wickremesinghe, expresó su temor a que la violencia pudiera desencadenar inestabilidad en el país y su economía.

Ante la gravedad de la situación, el gobierno ordenó un toque de queda de duración indeterminada que entró en vigor este domingo y el bloque temporario de las redes sociales. 

SRI LANKA-ATTACKS

Una mujer de Sri Lanka lesionada yace en una camilla mientras los trabajadores del hospital la empujan en el Hospital General del Distrito en Negombo, luego de una explosión en la Iglesia de San Sebastián, el 21 de abril de 2019. - Una serie de ocho explosiones de bombas devastadoras ocurrieron en hoteles de alto nivel. e iglesias que celebran servicios de Pascua en Sri Lanka el 21 de abril, matando a cerca de 160 personas, incluyendo docenas de extranjeros. (Foto por STR / AFP)

Por la mañana, en Colombo, se produjeron ataques en tres hoteles de lujo y en una iglesia que causaron al menos 64 muertos, según una fuente policial. 

Por la tarde, al menos dos personas murieron en una nueva explosión en un cuarto hotel, situado en Dehiwala, en la periferia sur de la capital. En Orugodawatta, al norte de Colombo, un kamikaze se inmoló en un edificio y mató a tres policías, según la policía.

En Negombo, al norte de la capital, 67 personas perdieron la vida en una iglesia y otras 25, en una iglesia de Batticaloa, en el este de la isla. 

En enero pasado, el presidente de Sri Lanka Maithripala Sirisena ascendió a número dos del ejército a un general acusado por la ONU de crímenes de guerra contra los separatistas tamiles, suscitando la indignación de las organizaciones de defensa de los derechos humanos.

Ante la gravedad de la situación, el gobierno ordenó un toque de queda de duración indeterminada que entró en vigor este domingo y el bloque temporario de las redes sociales. 

Se trata del episodio más violento ocurrido en el país desde el fin de la guerra civil, hace una década. 

Fuentes médicas indicaron que entre los fallecidos se encontraban ciudadanos británicos, holandeses y estadounidenses. Además entre los heridos figuran británicos y japoneses. Un portugués también falleció, según la agencia de noticias portuguesa LUSA. 

Por la mañana, en Colombo, se produjeron ataques en tres hoteles de lujo y en una iglesia que causaron al menos 64 muertos, según una fuente policial. 

Por la tarde, al menos dos personas murieron en una nueva explosión en un cuarto hotel, situado en Dehiwala, en la periferia sur de la capital. En Orugodawatta, al norte de Colombo, un kamikaze se inmoló en un edificio y mató a tres policías, según la policía.

En Negombo, al norte de la capital, 67 personas perdieron la vida en una iglesia y otras 25, en una iglesia de Batticaloa, en el este de la isla.