Agentes que ocupan puestos de oficina que estén aptos, irán a trabajar a la calle.

Un acuerdo colaborativo interagencial está dirigido a destacar personal de distintas dependencias gubernamentales para llevar a cabo labores administrativas en las distintas dependencias del Departamento de Seguridad Pública (DSP) y la Policía de Puerto Rico (PPR), anunció hoy, el gobernador Ricardo Rosselló.

“Este acuerdo es una acción que se lleva a cabo para apoyar a la Uniformada en la lucha contra el crimen. Muchos miembros de la Policía realizan labores administrativas por necesidad de servicio, cuando es imperativo que puedan cumplir sus funciones en la calle, donde más falta hacen hoy día”, sostuvo el primer ejecutivo, en comunicación escrita.

Además, Rosselló añadió que “buscamos mayor eficiencia en la prestación de servicios de seguridad pública, lo que implica desde la calle hasta los cuarteles y en funciones administrativas. Por tanto, agradecemos la colaboración de Corrección, Hacienda, Puertos y Recursos Naturales en este esfuerzo”.

Explicó que el acuerdo incluye al Departamento de Hacienda, al Departamento de Recursos Naturales y Ambientales, a la Autoridad de Puertos y al Departamento de Corrección y Rehabilitación, que identificarán y destacarán aquellos recursos y servicios de apoyo administrativo que sean necesarios para el buen funcionamiento del DSP y la PPR.

Por medio del acuerdo, las agencias participantes unen esfuerzos con el DSP y el NPPR a fin de devolver a las calles a los policías que han tenido que destacarse para llevar a cabo labores administrativas en la Policía.

Según se explica en el acuerdo, debido a la crisis fiscal que atraviesa la Isla por más de una década, muchos efectivos del NPPR se han designado para labores administrativas.

“Estos miembros de la uniformada podrán colaborar con el resto de los efectivos que diariamente arriesgan sus vidas mientras cumplen con su misión de proteger la vida de los puertorriqueños y proveer seguridad en nuestras calles”, manifestó el primer ejecutivo.

Las agencias participantes del acuerdo se comprometen a que el capital humano solicitado deberá ser designado en funciones, labores, tareas u obras que sean cónsonas con su descripción de puesto o con las funciones que ejercen en la agencia de donde provienen.

El acuerdo estará vigente hasta el 30 de junio de 2019 y podrá ser renovado o enmendado por las partes.

Por su parte, el secretario de Seguridad Pública, Héctor Pesquera, señaló que “la seguridad del Pueblo es uno de los pilares fundamentales del mandato del gobernador y continuaremos aunando esfuerzos y realizando todas las gestiones necesarias para que el trabajo en colaboración sea efectivo en la lucha diaria contra la criminalidad. Igualmente, nos mantenemos firmes en la implementación de los planes anticrimen para proteger vida y propiedad de todos los ciudadanos”.

Mientras, la secretaria de Justicia, Wanda Vázquez Garced, indicó que “el gobernador y todo el componente de seguridad continúa implementando alternativas que nos ayuden a dar frente a la criminalidad. Este acuerdo ayudará a que los oficiales de la Policía puedan continuar trabajando en la calle y con las investigaciones de los casos, lo que redundará en un alza en el procesamiento de los casos en los tribunales".

El cuatrienio pasado, personal clerical del Departamento de Educación proveniente de escuelas que cerraron fue ubicado en agencias, incluyendo la Policía.