Denuncian alegados traqueteos durante emergencia tras azote de María en Arecibo

El juez superior del Tribunal de Arecibo, Juan Carlos Avilés Feliú, dictó sentencia en contra del Municipio de Arecibo y de su alcalde Carlos Molina Rodríguez al resolver que este le adeuda a cada empleado demandante la cantidad de 500 dólares por concepto de bono de Navidad del año 2016, informó el viernes, el coordinador sindical Luis Pedraza Leduc.

“La unión insiste en su reclamo de hacer valer los procedimientos de atender querellas y de cumplir las normas de salud y seguridad que el Municipio firmó con PROSOL UTIER en julio de 2016”, dijo Pedraza Leduc en comunicación escrita.

Detalló que la sentencia, emitida el 8 de octubre de 2019, concluye que el Municipio incumplió con la Ordenanza número 9 del 2016 que estableció el pago de un bono de Navidad de 1,000 dólares. Esto ocurrió cuando el Municipio aprobó a petición del alcalde Molina una nueva ordenanza (Ordenanza número 34) para pagar 500 dólares de bono de Navidad en el año 2016. Esta última ordenanza se hizo en violación a la veda electoral que prohíbe hacer cambios en transacciones de personal.

Mencionó que el juez también concluye que los empleados habían adquirido un derecho al bono de Navidad que el Municipio no podía afectar de manera retroactiva. Por lo tanto, reconoce la deuda de 500 dólares a cada empleado demandante, los cuales fueron representados por el Programa de Solidaridad UTIER, PROSOL UTIER.

El coordinador sindical señaló que la Unión ha iniciado en el mes de octubre una campaña dirigida a que el alcalde Molina pague el bono adeudado y licencias de vacaciones y de enfermedad acumuladas. La campaña incluyó una pasquinada en la ciudad con una foto del alcalde en la cual se pide que pague lo que debe. También PROSOL UTIER denuncia irregularidades en la otorgación de beneficios económicos y transacciones de personal por parte del alcalde Molina.