Jenniffer Gonzalez - comisionada residente en Washington - Foto suministrada 13 - febrero 13 2020

La comisionada residente Jenniffer González Colón reaccionó a la situación en la Compañía de Fomento Industrial (PRIDCO), que transfirió alrededor de 2.6 millones de dólares a una cuenta fraudulenta.

“Cuando leí la noticia al principio no lo podía creer. Pensé que era una broma de alguien, el que a estas alturas, el gobierno de Puerto Rico haga transferencias de 2.6 millones de dólares simplemente porque recibe un correo electrónico, obliga a que haya una investigación inmediata interna, no solo para el recobro del dinero, sino para saber si habían protocolos, si se siguieron o no se siguieron. Y si ese es el protocolo, evidentemente hay que cambiarlo”, dijo González Colón en un aparte con la prensa.

“Yo quisiera decir que no. Pero una transferencia de esta magnitud levanta unas sombras terribles sobre los procesos en Puerto Rico. Esto es una nube bien grande que afecta la credibilidad de los procesos”, añadió la comisionada a la pregunta de si esto abona al problema de credibilidad que hay ante el gobierno federal con el manejo de los fondos públicos en Puerto Rico.

La Policía informó el miércoles, sobre una querella radicada a las 3:07 de la tarde donde el director de Finanzas de la Compañía de Fomento Industrial de Puerto Rico alegó haber enviado más de dos millones de dólares de remesas a una cuenta fraudulenta.

Según el parte policial, alegó Rubén Rivera López, que un desconocido envió un correo electrónico a esta institución informando sobre un supuesto cambio de cuenta para que se emitieran los pagos de remesas.

La Uniformada precisó que, acto seguido, para la fecha del 17 de enero de 2020, se efectuó un pago por la cantidad de 2,609,495.67 dólares a la mencionada cuenta y resultó ser una cuenta fraudulenta en el extranjero.

Las expresiones de ambas funcionarias se dieron al culminar la inauguración de las nuevas facilidades del Negociado Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés).