Elias Sanchez - junio 11 2019

Elías Sánchez (en la foto) dirigió la campaña del actual gobernador en 2016 y luego fue nombrado representante del primer mandatario en la Junta de Supervisión Fiscal. 

La noticia publicada hoy, martes,  sobre una presunta investigación del Federal Bureau of Investigation (FBI) sobre la figura del principal o uno de los principales cabilderos en la administración del gobernador Ricardo Rosselló, el Lcdo. Elías Sánchez Sifonte, puede tomar a algunos por sorpresa, aunque para otros era cuestión de tiempo.

Según la información publicada en El Vocero, la investigación se origina en el distrito sur de la ciudad de Nueva York y tiene que ver con una alegada venta de influencias de Sánchez Sifonte en agencias de gobierno bajo este cuatrenio. La realidad es que, por el momento, se trata de alegaciones y toda persona es inocente de lo que se le imputa o señale hasta que se demuestre lo contrario, y eso le aplica al Lcdo. Sánchez Sifonte. Las investigaciones pueden ser ciertas y no terminar en acusaciones porque son para eso mismo, para determinar si algo ocurrió o no.

SONDEO: ¿Cree usted que Elías Sánchez venda influencias en el gobierno de Ricardo Rosselló?

You voted:

Sánchez Sifonte no es cualquier persona en la administración Rosselló. Dirigió la campaña del actual gobernador en 2016 y luego fue nombrado representante del primer mandatario en la Junta de Supervisión Fiscal. Una figura de carácter fuerte, sumamente brillante, articulado y audaz. Se dio a conocer en la cosa mediática cuando fue nombrado por el exgobernador Pedro Rosselló como Secretario General del Partido Nuevo Progresista para la campaña primarista entre el exmandatario y el exgobernador Luis Fortuño (2008). En ese entonces Fortuño derrotó al exgobernador Rosselló con cerca de 20 puntos de ventaja.

Sánchez Sifonte fue, según fuentes, una figura que gozaba de toda la confianza de Ricardo Rosselló, aunque alegadamente, no de su padre. Presuntamente de ahí surge la creación del puesto “Secretario” de la campaña, que fue ocupado por William Villafañe. Con esto restaban el poder casi absoluto de Sánchez Sifonte en la campaña de Ricardo Rosselló. ¿Cuál era la desconfianza, de ser cierto, de Pedro Rosselló en Elías Sánchez? Desconozco.

Para el 2016 se daba por sentado que el ex director de campaña aspiraba y sería el próximo Secretario de la Gobernación. No obstante, la influencia de Pedro Rosselló sobre su hijo lo evitó, por lo que finalmente fue designado en la Junta de Supervisión Fiscal, según me indicaron personas allegadas a la familia Rosselló. A los pocos meses de ocupar el puesto en la JSF, y de el acceso que tuvo a la información del gobierno desde el ente federal, en el verano de 2017 Sánchez Sifonte renunció para dedicarse al ejercicio de la abogacía y el cabildeo.

¿Qué llama la atención de la publicación de El Vocero? 

En primera instancia, que la investigación no es originada sobre la figura de Elías Sanchez. Más bien es una investigación que surge a raíz de presuntas denuncias de contratistas y licitadores ante el propio Congreso de los Estados Unidos y el FBI por ventas de influencias en el gobierno de Puerto Rico. 

No obstante, al parecer, dentro de la investigación, surgió el nombre del cabildero con alguna frecuencia, por lo que comenzaron a indagar, no solo sobre sus movimientos en las agencias o con políticos del patio, sino que también han indagado sobre sus cuentas bancarias y sus propiedades.

La publicación periodística también deja saber que el FBI presta especial atención en el Departamento de Educación. Hace unos meses, “casualmente”, estalló el bombazo de la investigación contra Julia Keleher, ex-secretaria de esa agencia. Incluso, en ese caso el FBI también entró a investigar las cuentas bancarias  personales de la ex secretaria.

Una parte de la información publicada lee: “La pesquisa neoyorquina trata sobre exfuncionarios que utilizan los contactos que obtuvieron cuando trabajaron para las referidas administraciones de gobierno y proporcionan información privilegiada sobre proyectos gubernamentales a compañías con las que tienen contratos… En la investigación iniciada en Nueva York, los federales indagaban sobre la presunta venta de influencias por parte de exfuncionarios al compartir dinero con funcionarios actuales a cambio del otorgamiento de contratos”.

Ciertamente, varias expresiones públicas de Julia Keleher vienen a la mente cuando uno lee el párrafo anterior. "Tomé decisiones difíciles a pesar de los riesgos políticos y las represalias. Pisé numerosas minas e hice miles de enemigos, algunos conocidos y otros desconocidos. Me detestaban aquellos que se habían beneficiado de la influencia de la política en la educación pública", expresó la ex secretaria en mayo pasado.

“No tengo nada que ver con eso, no conozco el proceso. Le habrán llevado un chisme (al FBI). Es increíble. No hay un ápice de veracidad. No tiene ni pie ni cabeza. El bufete (Wolf Popper)tiene un contrato con el Departamento de Educación y yo tengo un contrato con el bufete. Lo mismo decían con lo de Whitefish y no encontraron nada… Le doy la bienvenida (a la pesquisa). Yo sé lo que he hecho y no he cometido ningún acto de corrupción”, reaccionó por su parte Elías Sánchez.

Lo que uno puede anticipar es que, si eventualmente Elías Sánchez fuera imputado de algo, eso complicaría mucho una campaña a la reelección del gobernador Rosselló porque se trata de una figura demasiado cercana a él, tan es así que hay quien indica que se maneja libremente en las agencias gubernamentales, precisamente, por su cercanía con el primer mandatario. 

Como mencioné, a Sánchez Sifonte le asiste lo mismo que a cualquier ciudadano en términos de que nadie es culpable de algo hasta que se pruebe lo contrario, y el hecho de que pueda haber una investigación no es sinónimo de que le imputarán algo. Ahora bien, viniendo la nota de una periodista como Melissa Correa, que ha cosechado buenas fuentes en el edificio de la Chardón, cuando publica una información basada en sus fuentes, con el tiempo algo suele ocurrir. ¿Qué pasará en este caso? El tiempo dirá.

Director de NotiUno 630. Delgado, quien es egresado de la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras, cuenta con 20 años de experiencia en los medios de comunicación, incluyendo radio, TV y prensa escrita.