Rossello - conferencia de prensa - Fortaleza - Captura de pantalla - julio 12 2019

El gobernador Ricardo Rosselló pidió perdón anoche por los insultos y el lenguaje soez utilizado y permitido por él en el infame chat de Telegram, pero sus silencios y acciones dijeron mucho.

Durante su alocución, manifestó que personalmente se había disculpado con los presidentes legislativos Thomás Rivera Schatz y Carlos Johnny Méndez. Sin embargo, el arrepentimiento fue a medio pocillo con las féminas ofendidas a quien admitió no ha contactado y a quienes ni siquiera mencionó por nombre. Como a la exconcejal de la ciudad de Nueva York, Melisa Mark Viverito, a quien llamó “pu..”.

Rosselló aunque pidió perdón, trivializó y justificó su conducta manifestando que lo hizo para liberar su estrés.

Lo anterior provocó que se incendiaran nuevamente las redes sociales en su contra.

Por ejemplo una usuaria de Twitter identificada como la ale-marie expresó lo siguiente: "Así que tenemos que excusar la conducta y la falta de respeto porque Él se siente cansado después de largos días de trabajo"; Edda López indicó: "Esta gente es tan poca gente que ni ofrecer perdón sabe..."; mientras, colectiva feminista señaló: "Ricardo Rosselló es como cualquier otro hombre violento más que después que te agrede se hace la víctima, manipula la realidad, culpa a otros de la pérdida de control..."

Para colmo el mandatario puso en duda la legitimidad de los reclamos de algunas de las féminas.

Daribel Pérez, tiene la información