Manifestacion - protesta - expreso Las Americas - Foto Louis Mustang - Foto desde un drone - julio 22 2019

Foto: (Sky Lens Media)

El pueblo se hartó. La isla está hastiada de la corrupción y ese mensaje tiene que llegar bien claro a nuestros políticos. A la marcha del 22 de julio pasado, la más grande de la historia, asistieron independentistas, populares, penepés, estadolibristas, estadistas, no afiliados, ateos, católicos, protestantes, episcopales, adventistas, desempleados, estudiantes, profesionales… De todo.

Casi la totalidad del pueblo solicitando que el gobernador Ricardo Rosselló renunciara. Hay algo que dejar bien claro. Los que creen que la presión fue la violencia, los actos criminales de vandalizar por parte de varios delincuentes disfrazados de “manifestantes”, lamento decirles que no fue así. Esos mequetrefes son rechazados por la inmensa mayoría de los manifestantes. La marcha del expreso Las Américas concurrió de forma pacífica, sin la necesidad de cometer actos criminales. Eso fue lo que pesó en la alta cúpula del gobierno

Los actos criminales ocurridos en el Viejo San Juan tienen un efecto contrario a lo que buscan, se echan la opinión pública en contra y pueden matar la forma de alcanzar la meta. El pasado miércoles en la noche padres asistieron con niños a la zona donde todas las noches ocurrían enfrentamientos entre bombas molotov de algunos manifestantes y los gases lacrimógenos de la policía. 

Esos padres son lo más parecido a los locos que sacrifican mujeres y niños ubicándolos en el frente de batalla para ablandar al enemigo y poder atacarlo. Una total irresponsabilidad. No podemos condenar al padre que lleva un niño desde las 12 de la madrugada a la fila de un “Black Friday” y aplaudir al que lleva al suyo a una línea de enfrentamiento entre policías y manifestantes con molotov y gases lacrimógenos. No se puede ser tan hipócrita en el discurso. Casi todas las noches, si no todas, hubo violencia y algunas tuvieron hasta incendios. El que lleve a un niño a un lugar donde hay altas espectativas de violencia es exponer a ese niño a sufrir algún daño. ¡Irresponsables! Y me refiero estrictamente a los que llevaron niños en la noche a donde ocurrían los enfrentamientos. El que quiera enseñar a sus hijos a exigir sus derechos o expresar sus reclamos en una manifestación pacífica, tiene todo mi respeto y hasta mi apoyo. 

Antes de la manifestación del lunes pasado, la marcha de Vieques (2000) había sido la más grande. Se realizó en paz, se llevó primeras planas a nivel nacional e internacional. Fue el punto de inflexión en contra de la Marina. No hubo necesidad de violencia y se luchó contra algo más poderoso que un gobernador, contra la Marina de Guerra de los Estados Unidos y el gobierno norteamericano. Estos dos ejemplos son evidencia de que las manifestaciones pacíficas tienen mucho más efecto que las violentas. 

Ahora el mensaje a quien sea el próximo gobernador o gobernadora y a los políticos: el pueblo no aguanta más y no van a tener piedad con los trucos, la mafia, el abuso de poder, la corrupción, la inacción. Los ciudadanos exigen total transparencia, completa, no parcial amparándose en “confidencialidad”. No puede haber confidencialidad, no puede haber secretos con los contratos entre el pueblo de Puerto Rico y quienes rinden servicios o suplen artículos. Ciertamente hay información privada de los suplidores que no necesariamente deben ser publicadas y me refiero a números de seguro social o cualquier otra data personal de esa índole. En la era de la internet todo debe ser publicado y que cada quien, la prensa, todos, puedan acceder a lo que se paga y deja de pagar. 

¿Qué X suplidor quiere hacer contrato con el gobierno? Todo debe quedar registrado públicamente: quién representó al suplidor, quién al gobierno, cuánto duró la contratación, cuánto dinero, cuánto se lleva el que cobra alguna comisión, y que cualquier información registrada falsamente con intención de cubrir,  tenga serias consecuencias. Prohibido donar a una campaña y luego hacer contratos millonarios con el gobierno. Que escojan entre su derecho a donar o contratar con el gobierno. Si el partido es más importante, pues que done y no contrate. 

Prohibido ser jefe o gerencial de cualquier agencia o corporación pública y participar de cualquier actividad política partidista, directa o indirectamente, prohibido participar de cualquier forma en recaudación de fondos para campañas políticas, prohibido servir de candidato político en unas elecciones con el compromiso de luego ser refugiado en el gobierno con miles de dólares en contratos o con ascensos en el gobierno. Sindicato que tenga alguna relación de negocios con el gobierno, estatal o municipal, prohibido también donar a campañas políticas para luego pasar facturas que le cuestan al pueblo.

Tengo más propuestas pero no termino este escrito si las incluyo todas. Creo es que es el momento de radicar esos proyectos y el que se oponga, sencillamente ya usted sabe lo que busca y la excusa de proteger el derecho de afiliación y donar es eso, una excusa para mantener el patrón que nos ha llevado hoy a donde estamos. Eso de evitar la corrupción aumentando las penas, ¿para qué?, ¿para que luego hagan acuerdos y bajar las mismas en el proceso judicial? Eso no ha funcionado. 

La corrupción gubernamental es radical, pues así tiene que ser las medidas: radicales. No podemos extirpar un cáncer con analgésicos. El financiamiento a las campañas políticas con dinero público mediante contratos es desviar esos fondos: “X” contratista recibe dinero de fondos públicos y luego usa parte de ese dinero que recibió del pueblo para dárselo al político que lo ayudó con el contrato. Ocurre a la inversa también, se dá primero el dinero del donativo para luego lograr recibir los fondos públicos y recobrar lo que le dió al politico. Es una extorsión legalizada mediante un disfraz. 

¿Recuerda a Ricardo Llerandi presionando a jefes de agencia para que le vendieran a taquillas políticas a los “recursos externos”? ¿Quienes aparecían donando luego en la actividad que promovía Llerandi? Contratistas y cabilderos, entre otros. Ese cáncer de donativos por contratos hay que pararlo en seco. O son donantes políticos, o contratistas de gobierno, no las dos.

El político que tenga con co…rales de verdad, que comience por ese paquete de medidas y repito, el que ponga excusas o se oponga, ya usted sabe: márquelo y póngale el signo de interrogación en la cara, llámese como se llame.

Finalmente, los que están confundiendo las manifestaciones con un “creciente” e hipotético apoyo general del pueblo a la independencia o a la soberanía se trata de eso, de una confusión mental e interpretativa. Ese no fue el mensaje de la participación masiva. No se trataba de un tema de status.

A esos jóvenes que participaron en todas las manifestaciones, salgan a votar en los procesos democráticos, participen y busquen cambios con el poder que les da el voto, el derecho a crear nuevos organismos, a participar activamente de los procesos políticos, pero eso de irse el día de las elecciones para la playa, a janguear y no participar, para luego venir a querer a gritar y/o vandalizar, no es. Sea más responsable con Puerto Rico.

Director de NotiUno 630. Delgado, quien es egresado de la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras, cuenta con 20 años de experiencia en los medios de comunicación, incluyendo radio, TV y prensa escrita.