Capitolio

Luego de que el director del Negociado de Investigaciones Federales, Douglas Leff, confirmó una investigación tanto en el Senado como en la Cámara por supuestos empleados fantasmas en el Capitolio, el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, se manifestó despreocupado ante la intervención federal.

Rivera Schatz, se hizo eco del llamado que hizo el Buró Federal de Investigaciones (FBI) a que personas que tengan información sobre la supuesta existencia de ‘empleados fantasmas’ o que hayan participado del esquema, se comuniquen con esa agencia.

En el programa Análisis 630, con ‘Enrique Kike’ Cruz, el legislador mencionó una información publicada por El Vocero  en la tarde de hoy, en la que el FBI, apartándose de la política de no negar ni confirman una investigación que tienen abierta, lo hacen en el caso de supuestos empleados del Capitolio que habrían cobrado fondos públicos sin rendir labores.

“La agencia solicita al público que si alguna persona participó o recibió dinero, que lo diga al FBI. De no hacerlo, se considerará con intencion criminal y enfrentará cargos”, dijo Rivera Schatz.

Y mencionó que el número de teléfono del FBI es el 787-754-6000, y que sus oficinas están ubicadas en la avenida Carlos Chardón, en Hato Rey.

Toda persona que labore en el Capitolio o aunque no labore, tenga información de cualquier delito que se esté cometiendo en el Capitolio o en cualquier cualquier municipio, llame al FBI”, reiteró el líder senatorial.

Y opinó que al parecer, “es algo muy importante para el FBI (la investigación) para haberse apartado de sus preceptos. En este caso le está pidiendo a un partícipe que lo diga, lo que puede interpretarse como que no tienen nada que están en expedición de pesca, que Olga Castellón no produjo nada y hay gente que se irrita con eso. Hay gente que el fantasma puede estar solo en su cabeza”.

Rivera Schatz estableció que “la corrupcion no se debe tolerar. Que si cobró sin trabajar parece que le van a dar un ‘break’. El que sea que tenga informacion, que acuda”.