Pedro Pierluisi - Jose Luis Dalmau - Tatito Hernandez - Foto suministrada 2 - febrero 17 2021

Nuevamente, Puerto Rico es víctima de la política partidista, mejor conocida como politiquería...

El presidente de la Cámara de Representantes, Rafael "Tatito" Hernández, se enredó en sus propias palabras y no pudo ocultar con sus acciones que su deseo de colgar al designado Secretario de Estado, Larry Seilhamer, es sencillamente por política partidista. 

Primero dice que si no enmiendan el Código Electoral, no aprobarían a Seilhamer...Luego de eso, la propia comisión de gobierno, dirigida por el representante popular, Jesús Manuel Ortiz, bajó un informe positivo sobre el designado. 

El presidente Hernández insistió que si no enmiendan al Código Electoral, no habría secretario de Estado confirmado. 

Al día de hoy, la delegación del Partido Popular Democrático en la Cámara no ha presentado en concreto que cambios quieren. De hecho, ni la propia delegación popular ha podido ponerse de acuerdo. 

Trascendiendo que ni la propia delegación popular sabe que cambios quieren en el Código Electoral, el presidente de la Cámara buscó otra excusa para colgar a Seilhamer. Ahora no es el Código Electoral. Ahora es que el gobernador no apoyó dos leyes que no tienen que ver con el Código Electoral. Casualmente, el 24 de mayo vetó una ley que le restaría poderes al primer ejecutivo y el presidente Hernández respondió que habría consecuencias. 24 horas más tarde anunció que colgaría a Seilhamer y a Manuel Torres para la contraloría. 

Es lamentable que estas guerrillas políticas de un lado y otro priven a Puerto Rico de buenas personas, capacitadas, honestas, sin un señalamiento en su paso por el gobierno y preparadas. 

Cuando usted se pregunte porque en el gobierno es tan difícil reclutar buenas personas, pues este es el mejor ejemplo: la politiquería se encarga de tronchar esas posibilidades. 

Esta es la Opinión de NotiUno.