Rossello - foto captura de pantalla - julio 15 2019

Prudencia…

Eso es lo que necesita Puerto Rico en este momento, y hablamos de todas las partes involucradas en todo lo que rodea al gobernador Ricardo Rosselló, especialmente por parte de los manifestantes.

La posible salida de un gobernador de su puesto es algo histórico, nunca antes visto en Puerto Rico. Sí, el pueblo tiene derecho total a manifestarse por la indignación y el rechazo a las expresiones de Ricardo Rosselló y su grupito de asesores porque lo que se escribió en ese chat duele y es totalmente repudiable. Por su parte, el estado tiene la obligación de garantizar ese derecho.

Sin embargo, si la manifestación se vuelve violenta por el hecho de que se quiere una renuncia cuando los manifestantes dicen, puede ocurrir lo mismo de las manifestaciones del primero de mayo: pueden ir perdiendo apoyo y respaldo de la ciudadanía en general. Las cosas no necesariamente son como uno quiere y cuando uno diga, se dan cuando se tienen que dar. En este momento no hay Secretario de Estado, que sería la persona a sustituir al gobernador si este decidiera renunciar. De seguro esos manifestantes, que muchos son los mismos del primero de mayo, tampoco quieren a Wanda Vázquez de gobernadora de Puerto Rico, ¿O sí? Las cosas, si se van a dar, deben ser en orden.

De otra parte, señor gobernador… usted debe pensar en el pueblo de Puerto Rico, en el futuro y la estabilidad de los puertorriqueños, por lo que este pedido de prudencia es para usted también. Será muy difícil gobernar con un pueblo indignado y que ha perdido la confianza en usted porque se vendió de una forma y ese chat reveló otro rostro, muy feo, de usted.

En NotiUno 630 repudiamos la arrogancia, la prepotencia, la indiferencia ante el dolor del pueblo y condenamos las intenciones de perseguir y aplastar a quien lo fiscalizara a usted y a su administración revelado en ese chat.

Señor gobernador, entre los componentes del chat se estaba sembrando la semilla de los estilos de Nicolás Maduro: perseguir a los oponentes, castigar a los medios que lo fiscalizaran con las pautas publicitarias o negando entrevistas, como ocurrió con su padre, y tomando a menos las necesidades de los pobres y el dolor del pueblo con sus difuntos.

Con eso en la siquis del pueblo será muy difícil gobernarlo y dirigirlo en los próximos diecisiete meses.

Esta es la opinión de NotiUno 630.