La Directora del Centro Salud Justicia de Puerto Rico de la Escuela de Medicina San Juan Bautista, Linda Laras, y la secretaria de Justicia, Wanda Vázquez Garced, anunciaron el proyecto piloto de “SAFE (Sexual Assault Forensic Exam) Hospital” que cuenta con adiestramientos especializados para la preparación de “SAFE Kits” y equipo sofisticado, gracias a la asignación de fondos federales que recibieron a través del Departamento de Justicia.

La ginecóloga forense y profesora de la Escuela de Medicina San Juan Bautista de Caguas destacó que además recibieron fondos del Departamento de Justicia federal a través de la Oficina de la Procuradora de las Mujeres (OPM) para la creación de una Línea de Ayuda exclusiva para víctimas de agresión sexual.

Laras indicó que el Centro Salud Justicia de Puerto Rico recibió $1.2 millones provenientes del Programa de Asistencia a Víctimas del Crimen (VOCA, por sus siglas en inglés). Con esos fondos, se compraron: cámaras para poder tomar fotos relacionadas a la evidencia recopilada al momento y preservarla; “swab dryers” para poder secar hisopos en un ambiente controlado para poder guardarlos de forma segura para ser procesados eventualmente; y luces ultravioleta que permiten observar sustancias como saliva y semen.

El equipo se entregó a centros de salud que forman parte del proyecto “SAFE Hospital”, el cual fomenta la prestación de servicios médicos forenses a víctimas de violencia sexual. Además del equipo, se les proveyó adiestramiento a los profesionales de la salud de dichos hospitales, que son: HIMA San Pablo de Bayamón; Puerto Rico Children’s Hospital de Bayamón; Hospital Ryder Memorial en Humacao; Hospital Castañer en Lares; Hospital San Carlos en Moca; Hospital Bella Vista en Mayagüez; Hospital Menonita en Caguas; HIMA San Pablo en Caguas; y HIMA Surgery Center, en Caguas.

“Estos fondos nos permiten proveer equipo especializado a instituciones hospitalarias que se han unido al proyecto piloto de ‘SAFE Hospital’ para realizar pruebas precisas y poder preservar la prueba forense que se adquiere de las víctimas de agresión sexual. Pero no solamente incluye el equipo, sino también adiestramientos para que profesionales de la medicina y enfermería fortalezcan sus destrezas de intervención, fomentando un trato digno y compasivo, ofreciendo un servicio sensible y comprensivo para contribuir a minimizar la revictimización y darles confianza a las víctimas para que busquen ayuda”, expresó Laras.

En el Mes de la Prevención y Concienciación de la Violencia Sexual, Vázquez Garced destacó la labor que realizan, tanto agencias gubernamentales como organizaciones sin fines de lucro y empresa privada, para tomar acciones para el beneficio de las víctimas. Recordó además que en septiembre pasado, anunció junto con el gobernador Ricardo Rosselló Nevares la otorgación de $18 millones de fondos VOCA a 69 entidades y municipios que ofrecen asistencia directa a víctimas de violencia.

“Esta ayuda e iniciativa del Centro Salud Justicia y la creación de la Línea de Orientación demuestran el trabajo en equipo entre entidades de Gobierno y privadas que estamos comprometidos a ayudar y proteger los derechos de las víctimas de delito, en este caso, de delitos sexuales. Los fondos VOCA del Departamento de Justicia asignados al Centro son para beneficio de las personas perjudicadas, que necesitan y esperan un manejo de caso con sensibilidad y que el examen sea con humanidad, de manera que sientan un apoyo firme de parte de todos. Queremos acompañarles con confianza en ese proceso difícil y que el resultado del examen sea en beneficio de su salud y correcto para un procesamiento legal exitoso”, destacó Vázquez Garced.

Igualmente la comisionada del Negociado de Ciencias Forenses, Beatriz Zayas, dijo que “como servidores públicos en pro de la investigación científica y la seguridad, es nuestra responsabilidad ofrecer herramientas a las víctimas de delito y violencia sexual. La designación del proyecto piloto ‘SAFE Hospital’ y el entrenamiento del manejo adecuado de los ‘SAFE kits’ servirán para reforzar la toma de muestras que permitirán tanto al Negociado de Ciencias Forenses como a entidades judiciales en el esclarecimiento de dichos delitos a la vez que se viabiliza la justicia a las víctimas”.

Como parte de otros fondos federales provistos por el Departamento de Justicia federal gestionados a través de la Oficina de la Procuradora de las Mujeres (OPM), se asignaron $241,402.80 de fondos VAWA (Violence Against Woman’s Act) al Centro Salud Justicia para la creación de una línea telefónica de orientación exclusiva para víctimas de agresión sexual que estará disponible los siete días de la semana, 24 horas.

La procuradora de las Mujeres, Lersy Boria Vizcarrondo, precisó que con estos fondos, se contratarán dos manejadores de línea, tres operadores que permitirán cubrir los tres turnos, un trabajador social y una directora con peritaje en el manejo médico forense de las víctimas de agresión sexual. La línea es (787) 337-3737 y comenzará a operar este lunes, 15 de abril.

“En el Gobierno, continuamos enfocados en aunar esfuerzos y trabajar para la prevención de la violencia en cualquiera de sus modalidades. En este caso, las víctimas de agresión sexual contarán con una línea de ayuda directa con profesionales que atenderán de manera diligente, sensible y efectiva su situación. Esta línea ofrecerá orientación y coordinación de servicios con agencias de gobierno, hospitales con salas de emergencias y entidades sin fines de lucro que ofrecen servicios psicosociales, albergue, entre otros”, indicó Boria Vizcarrondo.

Por su parte, la secretaria de Familia, Glorimar Andújar, aseguró que “en los casos de menores agredidos, la colaboración interagencial con un enfoque salubrista es fundamental para un manejo sensible y efectivo. Reforzar los centros de atención a víctimas y aumentar el alcance de los recursos para hacer denuncias constatan el compromiso de esta administración para enfrentar y combatir la violencia a todos los niveles”.

El secretario de Salud, Rafael Rodríguez Mercado, dijo que “nuestro compromiso en el Departamento de Salud es asistir a las personas sobrevivientes de agresión sexual a través del Centro de Ayuda a Víctimas de Violación (CAVV), quienes tienen la prestación de servicios médicos y psicosociales. Prevenimos la violencia sexual, utilizando un enfoque de salud pública en la prestación de servicios. Este programa piloto es un esfuerzo que permitirá aún más la prestación de servicios y coordinación interagencial con los hospitales y nuestros centros de salud”.

Según las estadísticas de querellas de Delitos Sexuales del Negociado de la Policía, entre enero y diciembre de 2018 se recibieron 1,182 querellas. De estas, 522 fueron esclarecidas y se produjeron 147 arrestos, que conllevaron la radicación de 64 cargos criminales. Las víctimas fueron 210 hombres y 974 mujeres. Incluye además la intervención con 104 menores y la radicación de diez faltas.

El Centro Salud Justicia se establece en la Escuela de Medicina San Juan Bautista en 2015 para ofrecer, mediante un equipo multidisciplinario, un servicio integral a sobrevivientes de violencia sexual. Este equipo está compuesto por profesionales de la medicina, enfermería, psicología clínica y social, trabajo social, justicia criminal, abogada y epidemiología. Su personal tiene una extensa trayectoria trabajando con esta población en colaboración con agencias gubernamentales y no gubernamentales.

El Centro recibe referidos de distintas agencias, como de los departamentos de Justicia, Salud, Familia, Policía, además de la Oficina de Administración de Tribunales, entre otras. Se prestan servicios a víctimas primarias y segundarias de cualquier edad. Desde que comenzó en 2015, han atendido a 347 víctimas. El 90% de las personas perjudicadas son mujeres.

Los municipios con mayor número de víctimas que llegan al Centro son de San Juan, Caguas y Carolina. La mayoría de las perjudicadas atendidas tienen entre cuatro y 17 años. El 65% de los casos fueron víctimas de algún familiar, mientras que 18% fueron personas conocidas pero que no son familia, y 17% por algún desconocido.

Locations