Escuela pupitres
Un alza salarial adecuada, y no la propuesta por el Departamento de Educación (DE), así como mayor presencia de guardias escolares, fueron parte de las recomendaciones que recibió hoy, el presidente de la Comisión de Educación y Reforma Universitaria del Senado, Axel Roque Gracia, durante una vista pública en la que se evaluó el Proyecto del Senado 1124 que propone la ‘Carta de Derechos del Maestro’.
 
También propusieron que se restrinja el uso de celulares en el salón y mayores recursos para atender la inteligencia emocional de los estudiantes-padres-maestros.
 
El primer turno al bate lo tuvo Jorlan Torres Varela, maestro de inglés de la escuela Conrado Rodríguez en Rincón, quien enfocó gran parte de su alocución en cómo una buena salud emocional de los padres, maestros y estudiantes incide en la actitud y el desempeño de estos últimos.
 
“La motivación es una de las grandes estrategias para el éxito y es imperativo fomentarla en la sala de clase para lograr la atención de nuestros alumnos y que el proceso de aprendizaje tenga resultados positivos. No obstante, para el maestro debe ser pieza clave en su desarrollo como profesional y se debe remunerar con bonificación por desempeño, logro, cumplimiento, proyectos especiales, organizaciones estudiantiles, desarrollo de actividades innovadoras que no solo ambienten la organización escolar y la transformen”, dijo Torres Varela, para quien el alza salarial propuesto por el Departamento de Educación (DE) debe ser “escalonada, por mérito y preparación”.
 
Por su parte, la maestra de educación física Daisy Serrano, opinó que es “una burla que la profesión que crea profesionales devenguen un miserable salario de $1,800. El 70 por ciento de los maestros dan esa hora extra. No sería una extensión del horario sino una paga por esa hora”, sostuvo.
 
Mientras tanto, John M. Sierra argumentó que la propuesta salarial recién publicada por el DE es “una falta de respeto” porque “uno va a cobrar la mitad de lo que está cobrando ahora. Hoy gano por hora $18.46 y la propuesta de la doctora (Julia) Keleher me pone a ganar por hora de $8.24. Ese es el sueldo que ofrece. (En este cálculo estoy) teniendo en consideración la Orden Ejecutiva del gobernador Ricardo Rosselló que nos dio un aumento de $125”.
 
“Si se elimina esa Orden Ejecutiva del gobernador, por consiguiente, voy a cobrar mucho menos de los $8. Para mí es insólito, y creo que a lo largo de la Isla ha sido una queja de todos los compañeros maestros, que en este siglo la clase magisterial esté mal pagada. Donde no se considera el esfuerzo y el trabajo extra dentro de la sala de clase”, sentenció Sierra, al tiempo que denunció que en la palestra pública “el maestro siempre es el malo y las condiciones en las que trabajamos propician que se enfermen de los nervios”.
 
Al problema salarial se une la falta de seguridad en las escuelas, dijeron. Por lo que tanto, Torres Varela, así como Serrano urgieron mayor presencia de guardias escolares en las escuelas públicas. De hecho, Serrano recomendó que los guardias escolares tengan la potestad para intervenir en situaciones con los estudiantes.
 
“El DE debe actualizar el Reglamento General de Disciplina Escolar y divulgarlo porque a veces hablamos de los derechos que tienen los estudiantes, pero también tienen responsabilidades”, sentenció Serrano, quien es maestra desde hace 27 años.
 
Ante esto, el senador Roque Gracia informó que el proyecto de ley surge luego de la divulgación de un vídeo en los medios de comunicación de un altercado entre un maestro y un estudiante en una escuela de la zona metropolitana.
 
“Los guardias escolares de la compañía contratada por el DE tienen la función de velar por la estructura física solamente de la escuela y sabemos que ocurren otras situaciones dentro o afuera de la sala de clase. Si nosotros intervenimos como maestros, tenemos el problema de altercados con los estudiantes y entramos en lo que pudiera ser una falla o falta de parte del adulto, que en este caso es el maestro”, indicó Roque Gracia, quien también es maestro.
 
“Uno se da cuenta que lamentablemente los maestros carecen de derechos y la sociedad probablemente está bajando al maestro del escalafón en que estaba y lo que queremos es ponerlo donde se supone que esté”, añadió el senador.
 
Vida “vacía”
 
En lo que respecta a la salud emocional, Torres Varela insistió que a raíz de las situaciones que viven los estudiantes en su hogar, muchos tienen una vida emocional y sentimental “vacía”, por lo que se les debe proveer las herramientas para atender las problemáticas en sus respectivas familias, comunidad y organización escolar.
 
También recomendó que el reclutamiento de psicólogos escolares sea implementado desde agosto y que no sea por un periodo corto, sino que sea uno permanente, reforzando la contratación de especialistas en las ramas de trabajo social y psicología.
 
Para Ángel Rivera Cintrón, quien es maestro de educación física en la escuela Laura Mercado de San Germán, los maestros deben tener derecho a utilizar, de forma escrita y verbal, el título de “licenciado” porque “tienen que revalidar para poder ejercer… Es un grado que le daría valor y elevaría de rango al maestro”.
 
Asimismo, Rivera Cintrón recomendó que tengan el derecho a escoger el método y estilo de planificar sus clases tomando en consideración la cantidad de trabajo diario que se llevan al hogar y que puedan decidir si el lugar en que se dará la clase “es seguro” tanto para los estudiantes como para los maestros. A esto se suma su solicitud de que tengan el derecho a investigar y realizar sus labores “libres de restricciones que limiten la objetividad, honradez intelectual o la dedicación de la búsqueda de la verdad”.
 
En la audiencia pública estaban presentes la senadora Migdalia Padilla Alvelo, el senador Luis Daniel Muñiz Cortés y el representante José J. Pérez Cordero.