Depresion - salud mental - abril 12 2019

En la actualidad Puerto Rico cuenta con un millón de personas con 60 años o más y con gran parte de la población bajo los niveles de pobreza, lo que ha provocado una 'tormenta perfecta' para agudizar la crítica situación de salud mental y que se puso de manifiesto ayer, con el caso de Mireya Córdova Figueroa, de 54 años, quien confesó haber dado muerte a su madre paciente de alzheimer, para luego pedir perdón por los hechos.

En entrevista con NotiUno 630, la senadora y exprocuradora de las Personas de Edad Avanzada, Rossana López, denunció que urgen recursos y que se cumpla con las leyes que protegen a los pacientes y a nuestros viejos para aliviar la situación de salud mental que vive Puerto Rico. 

Córdova Figueroa quien aseguró que vivía una mala situación económica y que atravesaba por una depresión cae en el perfil de muchos cuidadores en Puerto Rico. Sobre esta problemática López quien también estudió sicología advirtió que son muchos los cuidadores que pueden ver afectada su salud emocional.

Con los detalles, Daribel Pérez